Los bomberos continuan trabajando para controlar los incendios que se registran tanto en el norte como en el sur de California, que hasta el momento ha dejado 25 muertos.

Los mayores incendios se ubican en el condado de Butte, en la Sierra Nevada al norte de Sacramento, capital de este estado de la costa oeste de Estados Unidos. En el sur, el "Woosley Fire" afecta a los condados de Ventura -donde se ubica la ciudad de Malibú, hogar de varias estrellas de Hollywood- y de Los Ángeles.

Las autoridades anunciaron el domingo dos muertos hallados en un vehículo en un camino privado, víctimas de "Woolsey Fire". Los bomberos que combaten este incendio se están preparando para el regreso de peligrosos vientos, que podrían propagar las llamas.

Estos dos muertos elevaron a 25 el balance de muertos. En la noche del sábado, las autoridades de Butte, condado donde se encuentra la localidad de Paradise, la más afectada por las llamas, habían reportado el hallazgo de 14 cuerpos, que se sumaron a un balance previo de nueve.

Paraíso perdido 

Hasta el momento, 19 de las muertes reportadas se produjeron en Paradise, donde se incendiaron más de 6,700 edificaciones, en su mayoría residencias. Tras el paso de las llamas, las escenas eran desoladoras. Autos y casas quedaron reducidos a carcasas y escombros humeantes. Las calles quedaron sepultadas en el gris de las cenizas. 

Gracias a la orden de evacuación de 52,000 personas en el área, la mayoría de los habitantes logró huir del peligro a tiempo. El gobernador electo Gavin Newson declaró el estado de emergencia para brindar asistencia a las zonas más afectadas.

El incendio, bautizado "Camp Fire", iniciado el jueves y el más destructivo de que se tenga registro en el estado, arrasó 40,500 hectáreas hasta la mañana del sábado, en tanto estaba contenido en apenas un 20%, informó el Departamento de Bomberos de California (Cal Fire), que estimó que se necesitarán tres semanas para controlar totalmente el avance de las llamas.

Unos 3,200 bomberos trabajan en la contención del fuego, y tres de ellos resultaron heridos. Pese a que aún no se ha establecido oficialmente la causa del incendio, los responsables del suministro eléctrico local informaron a las autoridades estatales que se produjo un corte de luz cerca del lugar donde se originó el fuego, informó el diario local Sacramento Bee.

(Con información de AFP)


¿Qué opinas?