Donald Trump, presidente de EE.UU., Nicolás Maduro, mandatario de Venezuela, y Hasán Rohaní, presidente de Irán. | Fuente: EFE/AFP

Estados Unidos impuso este lunes nuevas sanciones contra el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y contra el Ministerio de Defensa de Irán como parte de su posición contra el programa de armas nucleares de la república islámica luego de que la ONU restableció las penalizaciones contra Teherán.

El Gobierno del presidente Donald Trump ya había impuesto sanciones contra el mandatario venezolano, en una inusual acción de Washington contra un jefe de Estado, acusándolo de socavar la democracia en la nación sudamericana.

Estados Unidos y decenas de otros países respaldan al líder opositor venezolano Juan Guaidó. Autoridades en Washington han dicho en privado que la permanencia de Maduro en el poder -apoyado por las fuerzas armadas y por Rusia, China, Cuba e Irán- ha sido una fuente creciente de frustración para Trump.

Las sanciones contra Maduro, anunciadas por el secretario de Estado, Mike Pompeo, sin revelar detalles, se producen en momentos en que Venezuela está profundizando sus lazos con Irán.

En relación a la república islámica, un decreto de Trump busca vetar a quienes vendan o compren armas convencionales a Irán, tal como fue reportado previamente por Reuters.

La orden ejecutiva incluye penalizaciones contra el Ministerio de Defensa, la Organización de Industrias de Defensa de Irán y la unidad de logísticas de sus fuerzas armadas, así como al director del organismo, Mehrdad Akhlaghi-Ketabchi.

El ímpetu tras la nueva acción de Washington se basa en la futura expiración de un embargo de armas de la ONU a Irán y la determinación por advertir a los actores extranjeros -las entidades estadounidenses ya han sido vetadas de esta actividad- respecto a cualquier trato sobre equipos militares que puedan sellar con la república islámica.

(Con información de Reuters)