Frenazo económico de los países emergentes puede durar más de lo esperado

El Banco Mundial señaló que el crecimiento económico de los emergentes se redujo del 7,6 % en 2010 al 4,5 % en 2014 y se prevé que se frene aún por debajo del 4 % este año.
Lima | Fuente: Andina

Las economías emergentes se encaminan hacia un prolongado periodo de bajo crecimiento marcado por la ralentización de países como Rusia, Brasil y Sudáfrica, en un contexto sobre el que se ciernen riesgos graves como la salida de flujos de capital, apuntó el Banco Mundial (BM).

Como conjunto, el organismo señaló que el crecimiento económico de los emergentes se redujo del 7,6 % en 2010 al 4,5 % en 2014 y se prevé que se frene aún por debajo del 4 % este año.

Esta desaceleración, la mayor en los mercados emergentes desde la década 1980, se ha dado de manera sincronizada, indicó un reporte del BM titulado "Frenazo en Emergentes: ¿Momento duro o debilidad prolongada?"

En concreto, subrayó que China, Rusia y Sudáfrica han registrado tres años de ralentización económica continuada, tendencia de la que India es la excepción.

Por su parte, Brasil, que junto a los otros cuatro países conforman el llamado grupo de los BRICS, cerrará 2015 con una contracción y en 2016 se prevé que también concluya en terreno negativo.

"Después de disfrutar de un envidiable ciclo económico, los mercados emergentes están bajo presión", afirmó el economista jefe del organismo Kaushik Basu, en una nota de prensa.

Entre los principales riesgos, el BM menciona la posibilidad de que un repunte en volatilidad financiera, asociado a la inminente subida de tasas de interés en EE.UU. por la Reserva Federal (Fed), puede detener o revertir los flujos de capital a los mercados emergentes.

"El empeoramiento de las condiciones externas, derivado quizás del ajuste monetario en EE.UU. o la elevada incertidumbre sobre las perspectivas en los principales mercados emergentes, podría combinarse con factores domésticos en una 'tormenta perfecta' que provoque el súbito parón en los flujos de capital para los emergentes", aseveró el estudio.

Ante este complejo panorama, Franziska Ohnsorge, coautora del reporte, insistió en que "las reformas estructurales serán claves para reactivar el crecimiento" e hizo particular énfasis "en la mejora de la gobernanza, que puede impulsar el crecimiento considerablemente".

EFE