Al menos nueve civiles murieron ayer jueves, en un ataque aéreo de los aviones de combate de la Alianza Atlántica en Syrte, la villa natal del coronel Muamar el Gadafi, informó hoy la cadena de televisión libia, Libia TV.

La cadena no reveló ningún detalle suplementario sobre estos ataques y tampoco mostró ninguna imagen de las víctimas aunque calificó las incursiones aéreas de "agresión colonialista".

Según los medios gubernamentales libios, al menos 20 personas perdieron la vida y otras 18 resultaron heridas en los últimos tres días por bombardeos de los cazas aliados, információn desmentida por la OTAN.

Las fuentes señalaron también que los ataques destruyeron numerosos edificios y otras infraestructuras relacionadas con los medios de comunicación y difusión.

Durante los últimos días, la OTAN ha intensificado sus incursiones en diversas regiones de Libia, especialmente en el entorno de Trípoli y en Syrte, en El Aziziya y en Gheryane, donde ha destruido depósitos de municiones, medios de defensa antiaéra y puestos de mando militar.

La Alianza tomó el mando de las operaciones militares en Libia para hacer respetar la zona de exclusión aérea el pasado 31 de marzo.

El portavoz del Consejo Transitorio Libio (CNT), el órgano político de los rebeldes, Abdelhafidh Ghoga, afirmó ayer en una rueda de prensa en Bengasi, que el papel de la OTAN en las operaciones de protección de las poblaciones civiles en Libia ha mejorado tras un período en el se reveló "más bien débil y poco eficaz). EFE