Foto: EFE (Referencial)
Soldados y agentes federales tomaron hoy las instalaciones de la Policía del municipio de Guadalupe, en la zona metropolitana de Monterrey (México), en un operativo de "saneamiento y depuración" en el que fueron detenidos doce uniformados, informaron hoy fuentes oficiales.

Las autoridades federales han señalado a la corrupción de las Policías como uno de sus principales obstáculos en el combate al narcotráfico, por lo que lleva a cabo investigaciones en las corporaciones policiales, que en todo el país suman unos 400.000 agentes, entre municipales, estatales y federales.

En una acción fueron detenidos seis agentes municipales, entre ellos un comandante que era responsable del Grupo Canino de la corporación.

Mientras que, en otro operativo, infantes de la Marina detuvieron a otros seis agentes del estado de Nuevo León, fronterizo con Estados Unidos y cuya capital es Monterrey.

"La acción se inscribe en el marco del saneamiento y depuración permanente de las corporaciones de seguridad estatal y municipales emprendida por el Ejecutivo estatal", explicó un comunicado del gobierno de Nuevo León, estado que ha sido afectado por la violencia atribuida al crimen organizado.

Se busca "detectar, asegurar y llevar a comparecer en calidad de presentados a diversos elementos de esa corporación", concluyó el comunicado.

"Estamos trabajando de manera coordinada, tanto con la Marina como con el Ejército mexicanos, llevando a cabo operativos para poder, por un lado, depurar las corporaciones policiacas, pero, por otro lado, obtener información que nos permita también dar golpes precisos a la delincuencia", dijo el gobernador de Nuevo León, Rodrigo Medina.
 
EFE