Miles de civiles afganos están atrapados por ofensiva Moshtarak, advierten

Amnistía Internacional exigió a las fuerzas internacionales, al Ejército afgano y a los talibanes, que hagan todo lo posible para proteger la vida de los civiles.
Amnistía Internacional (AI) manifestó hoy que "aproximadamente 10.000 civiles" han huido de sus hogares a consecuencia de la ofensiva aliada en el sur de Afganistán y que "miles de personas más están atrapadas por los combates".

En un comunicado, AI exigió a las fuerzas internacionales y al Ejército afgano, por un lado, y a los talibanes, por otro, que hagan todo lo posible para proteger la vida de los civiles.

Sam Zarifi, director de AI para Asia-Pacífico, declaró que "este año pueden producirse en Afganistán los combates más duros vistos hasta hora" y recordó que "el año pasado la guerra ya causó más de 2.400 bajas civiles, la cifra más alta desde 2001".

Según AI, los desplazados por la guerra han denunciado que los talibanes han intentado evitar que los civiles abandonen la zona de conflicto y que, en algunas ocasiones, se han ocultado y han disparado desde lugares utilizados como refugio por los civiles.

"Los talibanes tienen un récord conocido a la hora de poner en peligro de manera consciente a los civiles afganos en sus operaciones, lo cual puede constituir un crimen de guerra", subrayó Zarifi, quien recordó que "los grupos insurgentes están obligados por la ley internacional a tomar todas las precauciones posibles para proteger las vidas de los civiles".

"Los talibanes invocan las leyes internacionales de la guerra cuando conviene a sus propósitos. Su fracaso a la hora de respetar estas leyes es inexcusable y deberían responder ante la Justicia por sus acciones", añadió el responsable de Amnistía Internacional.

AI recordó que ya se han producido al menos 15 muertes de civiles en esta ofensiva, incluidos seis niños, y aunque dio un margen de confianza al compromiso de las fuerzas estadounidenses y de la OTAN sobre la protección de civiles, señaló que "aún no hay un mecanismo claro y creíble que investigue las muertes de civiles".

"Garantizar que se rendirá cuentas y que estos incidentes no son recurrentes es particularmente urgente en un momento en el que hay 30.000 militares más desplegados en Afganistán y en el que se está acometiendo una estrategia militar más agresiva", añadió Amnistía. EFE