Miles de personas se manifestaron este domingo en Madrid por la unidad de España y contra la política del Gobierno socialista que preside, Pedro Sánchez, en la crisis con los independentistas de Cataluña, además de pedir la celebración de nuevas elecciones.

Bajo el lema "Por una España unida, ¡elecciones ya!", los manifestantes, portando en su mayoría banderas de España, se concentraron en la céntrica Plaza de Colón, a donde acudieron los líderes del conservador Partido Popular (PP), Pablo Casado, y de Ciudadanos (liberales), Albert Rivera, a los que se sumó el presidente del ultraderechista Vox, Santiago Abascal.

Según la Policía, unas 45,000 personas asistieron a la protesta, mientras que los convocantes elevan la cifra a 200,000, llegados de distintas partes de España en autobuses fletados por los partidos.

Casado, en declaraciones a la prensa, denunció la "rendición socialista" y los "tratos bajo la mesa" que, a su juicio, ha desarrollado el Gobierno socialista de Sánchez, por lo que insistió en pedir elecciones generales. "El tiempo de Sánchez ya ha acabado", concluyó.

Rechazan gobierno de Pedro Sánchez

También Rivera exigió elecciones y denunció el diálogo que ha mantenido el Gobierno español con los partidos independentistas catalanes. "Ya basta que los separatistas nos marquen el camino", dijo, a la vez que afirmó que "si (Sánchez) convoca elecciones no hará falta movilizarnos más".

Por su parte, Abascal, abogó por la suspensión de la autonomía en la región de Cataluña y acusó al gobierno de Sánchez de "traición". Los manifestantes convirtieron al presidente del Gobierno en centro de la protesta, con lemas y gritos como "Sánchez, traidor a la patria" o "Stop Sánchez. Elecciones ya".

La concentración finalizó con la lectura de un manifiesto a cargo de tres periodistas, en el que se dijo que "la unidad nacional no se negocia" y que los españoles "no están dispuestos a tolerar más traiciones, ni concesiones". Como respuesta, el presidente del Gobierno aseguró este domingo que lo que hace el Ejecutivo es trabajar por la unidad de España, "que significa unir a los españoles y no enfrentarlos como están haciendo las derechas (...) hoy".

Sánchez, en un acto del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) en Santander (norte), aseguró que respeta la manifestación, pero recordó que se ha convocado contra una persona que como líder de la oposición permaneció "siempre al lado del Gobierno" en la crisis con los independentistas.

(Con información de EFE)


¿Qué opinas?