Foto: AFP/NHK

El terremoto de 8,4 grados Richter que hoy sacudió el noreste de Japón ha causado un tsunami que ha alcanzado zonas de la ciudad de Sendai, donde imágenes de la televisión local muestran que el agua ha arrastrado coches y ha llegado a los edificios.

De momento, no se ha hecho público ningún balance de posibles víctimas por el seísmo, cuya magnitud fue elevada desde los 7,9 grados iniciales a 8,4 grados en la escala abierta de Richter, uno de los más fuertes de los últimos años en Japón.

La Agencia Meteorológica de Japón había alertado de olas de hasta seis metros en la provincia de Miyagi, donde según la policía local, citada por la agencia local Kyodo, ha habido "numerosos heridos".

La televisión nacional NHK ha mostrado imágenes tomadas desde un helicóptero del aeropuerto de Sendai con las pistas totalmente inundadas, al tiempo que se han observado olas de hasta 10 metros en el puerto de esa ciudad.

La alerta de tsunami se ha extendido a toda la costa oriental del Pacífico de Japón y en las provincias de Miyagi e Iwate -otra de las más afectadas- se ha instado a la población de las localidades cercanas al mar a que se adentren en el interior a zonas elevadas.

El terremoto también ha provocado varios incendios, entre ellos un gran fuego en una planta de refinamiento de petróleo en la provincia de Chiba, sin que se haya informado de víctimas.

Al fuerte terremoto, que ha tenido lugar a las 14.46 hora local (05.46 GMT), le están siguiendo réplicas que se sienten con claridad en la capital, Tokio.

EFE