Francisco
"Los medios para resolver el problema llegan también tarde", dijo el papa Francisco. | Fuente: Foto: AFP

El papa Francisco anunció que cuando se haya probado que un religioso ha cometido abusos sobre un menor no podrá presentar recurso alguno a su condena y aseguró que jamás le concederá la gracia.

El pontífice hizo este anuncio al recibir a los miembros de la Comisión para la Protección de los Menores, organismo que creó hace cuatro años para realizar una labor de educación y prevención de los abusos a menores en el seno de la Iglesia católica.

Francisco
El papa Francisco durante su reunión con niños de un coro mexicano durante la audiencia semanal celebrada en la plaza de San Pedro, en Ciudad del Vaticano. | Fuente: Foto: EFE

Retrasos en la atención de denuncias. Francisco, que tenía un discurso escrito, lo dejó de lado para hablar "espontáneamente" de algunas de las preocupaciones y acusaciones de retraso que han surgido sobre cómo la Iglesia está afrontando el problema.

El papa reconoció que existen retrasos a la hora de examinar los muchos casos que llegan. Defendió que se ocupe en primera instancia de estos casos la Congregación para la Doctrina de la Fe, aunque explicó que "muchos casos no avanzan" por lo que se está trabajando para asumir más personal que se ocupe de "clasificar los procesos".

Francisco
El papa Francisco en una audiencia general en la Plaza de San Pedro en el Vaticano. | Fuente: Foto: EFE

No apelarán sentencia. El segundo problema del que habló el papa es que en la comisión que se ocupa de los recursos "los abogados trabajan para intentar bajar la pena, porque de eso viven los abogados", y entonces se analizan de nuevo todos los aspectos legales, provocando un mayor retraso.
Por ello, Francisco anunció que está trabajando para que cuando "un abuso sobre un menor sea probado, esto sea suficiente para no admitir ningún recurso". "Si hay pruebas, punto. (La sentencia) es definitiva", aseveró.

Para Francisco cualquier persona que haya cometido un abuso "está enferma" y no se la puede perdonar porque "dentro de dos años puede volver a suceder, porque tenemos que meternos en la cabeza que es una enfermedad".

No perdonará abuso sexual. Francisco sentenció entonces que aunque existe la posibilidad de que el condenado pueda pedir la gracia al papa nunca la firmará. "Y si hay una petición de perdón dirigida al papa, yo en el caso de esos crímenes no firmaré nada", aseguró.

Explicó que él firma las sentencias y confesó que solo una vez al inicio de su pontificado ante las dos posibilidades de condena para un sacerdote de la diócesis italiana de Crema firmó la más "benévola" pero después el cura reincidió. "Nunca lo he vuelto a hacer y he aprendido de esto", aseguró. (EFE)

Francisco
Francisco durante su reunión con el secretario general de la Liga Musulmana Mundial, Mohammad al-Issa. | Fuente: Foto: EFE