Foto: Difusi
Las compañías de seguros de Estados Unidos califican como "un acto de Dios" la destrucción por un rayo de una enorme estatua de Jesucristo ubicada junto a una autopista interestatal en Ohio, informaron hoy medios locales.

Un rayo alcanzó el lunes por la noche la estatua, de casi 19 metros de altura y unas 7 toneladas de peso, lo que generó un incendio que acabó con la enorme estructura, hecha en parte con madera y espuma plástica.

La imagen "Rey de Reyes", que representaba a Jesucristo después de la resurrección elevándose sobre una pila bautismal, se erigía desde el año 2004 junto a la Iglesia Roca Sólida, en la localidad de Monroe, a unos 40 kilómetros al norte de Cincinnati.

La Iglesia Roca Sólida tiene unos 3.000 miembros, no está afiliada a ninguna denominación cristiana y la encabezan el pastor Lawrence Bishop y su esposa Darlene. EFE