Foto: EFE
El Gobierno del estado brasileño de Río de Janeiro anunció hoy la compra de unos terrenos del Ejército para construir viviendas para los damnificados por las lluvias del mes pasado que dejaron al menos 256 personas muertas y miles de desalojados.

Los dos terrenos que serán destinados a viviendas están ubicados en los municipios de Niteroi y São Gonçalo, los dos más afectados por el temporal de abril, y un tercer lote fue adquirido en Río de Janeiro para la instalación de un cuartel de la policía militar.

El costo de las tres áreas asciende a 45 millones de reales (unos 25 millones de dólares), según un comunicado difundido por el gobierno regional.

El temporal que azotó Río entre el 5 y el 7 de abril produjo un gran número de deslizamientos de tierra que se sepultaron numerosas casas en varios barrios de la capital regional y las ciudades aledañas.

La mayoría de los afectados eran pobres que habían levantado sus viviendas de forma irregular en las montañas de Río, por las que se extienden la mayoría de los barrios de tugurios.

Estas lluvias causaron la tragedia más grave en la región en 40 años y, un mes después de los hechos, todavía cerca de 500 personas permanecen alojadas en albergues públicos.

EFE