Foto: EFE
El ex presidente colombiano, Álvaro Uribe, dijo estar dispuesto a testificar ante la Corte Penal Internacional (CPI) contra el presidente venezolano Hugo Chávez, en una demanda interpuesta por un letrado a nombre de presuntas víctimas de las guerrillas de las FARC y el ELN.

"Le consulté al entonces presidente Uribe si estaba dispuesto a declarar. Y él manifestó sin ninguna duda o asomo de dubitación" que lo incluyera, dijo el abogado Jaime Granados a la página electrónica del diario "El Tiempo".

Granados anunció el pasado viernes, unas horas antes de que Uribe dejase el Gobierno colombiano, que había presentado una denuncia contra Chávez ante la CPI y una demanda contra la República Bolivariana de Venezuela ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Uribe "me pidió, según sus propias palabras, que por favor lo incluya", agregó el letrado que está al frente de las dos demandas y que se corresponden con la supuesta presencia de guerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y del Ejército de Liberación Nacional (ELN) en territorio venezolano desde donde preparan atentados que afectan a la población colombiana.

Granados indicó que ha pedido en las dos instancias judiciales que en el momento oportuno "se decrete la declaración testimonial del ex presidente Uribe, dado que él tiene conocimiento directo y personal de las conversaciones que sostuvo con Hugo Chávez, informándole de la existencia de los campamentos".

Detalló que las diferentes informaciones enviadas por Uribe a Chávez por diferentes medios también harían parte de esa declaración.

De momento, la posibilidad de que el ahora ex presidente Uribe declare en las dos querellas está sujeta a que las acciones legales sean admitidas por las dos instancias internacionales.

EFE