La cifra de asesinatos por la violencia del crimen organizado en México ascendió a 16 personas muertas, 12 en el estado de Chihuahua, y otras cuatro en Jalisco, informaron hoy fuentes oficiales.

Fuentes de la Procuraduría de Justicia de la Zona Norte del estado indicaron que esta noche en un tiroteo en Ciudad Juárez, fronteriza con Estados Unidos, murieron cuatro personas y tres más resultaron heridas.

Asimismo, fuentes de la policía local indicaron que las víctimas del tiroteo se encontraban festejando en el patio de una vivienda en el centro de esta ciudad, cuando un presunto grupo de sicarios ingresó a la casa y disparó.

Las autoridades no han identificado a las víctimas y se desconoce el móvil del crimen.

Por otro lado, esta madrugada cuatro personas fueron asesinadas a tiros en una carretera entre los poblados de Guadalupe y Práxedis, cercanos a Ciudad Juárez.

Según las autoridades, los homicidas bajaron a las víctimas de una camioneta y luego les dispararon en la carretera.

El municipio de Guadalupe, localizado 70 kilómetros al sureste de Ciudad Juárez, es uno de los más golpeados por la ola de violencia que se vive en la franja fronteriza.

Por otra parte, en la ciudad de Chihuahua, capital del estado homónimo, fueron hallados también esta mañana cuatro cuerpos, de los cuales dos aparecieron colgados en distintos puentes.

Los dos primeros cadáveres se localizaron cubiertos con cobijas y al parecer fueron tiroteados junto a una escuela, en tanto que los dos restantes fueron colgados en dos puentes cercanos uno del otro.

Fuentes policiales indicaron que en el sitio se encontró al menos un cartulina con un mensaje, que no fue divulgado.

Fronteriza con la ciudad estadounidense de El Paso (Texas), Ciudad Juárez sufre desde hace tiempo una guerra entre varios carteles del narcotráfico que ha dejado más de 2.300 asesinatos en lo que va del año.

En otros hechos, otras cuatro personas murieron en el municipio de Atotonilco, en el estado de Jalisco, oeste de México, informó la Procuraduría de Justicia del Estado en un comunicado.

De acuerdo con la fiscalía estatal, los cadáveres estaban atados de manos y con impactos de bala, según reportaron los policías municipales que los encontraron en un rancho en el kilómetro 35 de la carretera Atotonilco-Arandas.

Las autoridades estatales desconocen la identidad de los agresores y cómo ocurrió el múltiple asesinato. EFE