Fotografía muestra barcos de Filipinas, Estados Unidos, Japón e India que navegan juntos en las aguas del Mar de China Meridional. | Fuente: Foto: EFE

Las Marinas de Filipinas, Estados Unidos, Japón e India realizaron por primera vez unas maniobras marítimas conjuntas en las aguas disputadas del Mar de China Meridional, donde Pekín ha ocupado de facto varios territorios.

Cinco barcos de los cuatro países navegaron hoy por aguas internacionales hasta Changi (Singapur), donde se llevará a cabo la segunda reunión marítima de ministros de Defensa de la Asean, tras una primera ronda celebrada en Busan (Corea del Sur), informó la Marina de Filipinas en un comunicado.

Es la primera vez que cuatro países participan en unas maniobras conjuntas en esas aguas y se producen en un momento tenso de la guerra comercial entre China y Estados Unidos, las dos potencias mundiales que se disputan el control comercial de esas aguas, por las que circula un comercio anual de unos 3,5 billones de dólares.

"El ejercicio fortalece nuestras relaciones con los aliados y socios en la región de Asia y el Pacífico", señaló el capitán Roy Vincent Trinidad, jefe de la delegación de la Armada de Filipinas.

En el recorrido participaron un buque destructor equipado con misiles de la Flota del Pacífico de Estados Unidos; un portaaviones Izumo de Japón; India desplegó su buque destructor INS Calcuta y el tanquero INS Shakti; mientras que Filipinas envió su buque patrullero BRP Andrés Bonifacio.

"Nuestro vínculo de amistad con nuestros socios regionales es tan fuerte como nuestro compromiso de mantener la paz y la estabilidad en la región", apuntó el comandante de BRP Andrés Bonifacio, Jerry Garrido.

Problemas geopolíticos

En la región se ve con suspicacia la creciente influencia de China en las aguas del Mar de China Meridional, que en 2012 inició la ocupación por la fuerza de varios islotes y arrecifes, sobre los que ha construido islas artificiales para apropiárselas de facto.

Filipinas, Brunei, China, Malasia, Taiwán y Vietnam reivindican su soberanía en diferentes zonas del Mar de China Meridional, por el que circula el 30 % del comercio global y alberga el 12 % de la pesca mundial, además de posibles yacimientos de gas y petróleo.

En medio de la pugna entre Estados Unidos y China por extender su influencia en el Pacífico, el Gobierno estadounidense tampoco está dispuesto a dejar que su rival se apodere de esas aguas de vital importancia geoestratégica.

Para contrarrestar el dominio chino, Washington pretende ubicar el 60 % de su flota naval en el Pacífico en 2020 y para ello necesita reforzar su alianza militar con países de la región como Filipinas, socio histórico estadounidense en el Sudeste Asiático con el que tiene un Tratado de Defensa Mutua desde 1951.

El Tribunal de Arbitraje de La Haya atribuyó en 2016 a Filipinas la titularidad de varios territorios en ese mar ocupados por China, como el atolón Scarborough o parte del archipiélago Spratly, en un fallo que Pekín se niega a reconocer.

EFE

¿Qué opinas?