El presidente Juan Manuel Santos agradeció la resolución aprobada hoy por el Consejo de Seguridad de la ONU. | Fuente: EFE

Los negociadores de paz del Gobierno colombiano y las FARC serán quienes definirán las zonas en las que se concentrarán los guerrilleros para dejar las armas y comenzar el alto el fuego bilateral y definitivo bajo la supervisión de la ONU, indicó hoy el presidente Juan Manuel Santos.

"Quienes determinan dónde serán ubicadas las zonas son las dos partes y eso no ha sido definido", subrayó Santos en una alocución desde la Casa de Nariño, sede de la Presidencia.

El mandatario aludió así a las declaraciones realizadas por el jefe negociador del Gobierno, Humberto de la Calle, quien en un foro en Bogotá apuntó que serían ocho las zonas en las que habría presencia de la delegación tripartita de verificación encabezada por Naciones Unidas.

Santos explicó en su declaración que esos ocho puntos "se refieren a ocho sitios donde la ONU ha creído que deberían estar para poder controlar todo el territorio", pero que no hay nada decidido por el momento y que en cualquier caso será la Mesa de Negociaciones la que establezca las zonas.

Asimismo, el presidente aseguró que la misión de la ONU será solo de verificación, por lo que el mantenimiento de la seguridad estará a cargo de la Fuerza Pública colombiana.

Además, ante la hipotética situación de que en estas zonas se produzca un delito, los autores del mismo serán juzgados por el sistema ordinario y no de justicia transicional, puesto que dichas acciones delictivas "no son producto del conflicto".

Estos detalles cerraron una intervención en la que el presidente agradeció la resolución aprobada por el Consejo de Seguridad de la ONU, que aceptó verificar el futuro alto el fuego con las FARC.

"Este es un gran espaldarazo de la máxima instancia del mundo a todos los colombianos", destacó Santos, que recordó que en más de 70 años solo 14 resoluciones han sido votadas y copatrocinadas por los 15 miembros del Consejo.

Por ello, agradeció "en nombre de los colombianos" el apoyo al proceso de paz recibido por el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, el papa Francisco y otros países y organizaciones.

La misión de verificación, de carácter "tripartito" estará compuesta por representantes elegidos por el Gobierno, por las FARC y un tercer componente internacional integrado por delegados no armados procedentes de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

EFE