El féretro de John McCain recibió una distinción reservada para muy pocas personalidades a lo largo de la historia del país. | Fuente: EFE

El Congreso de Estados Unidos, junto a familiares y amigos, despidió al senador republicano John McCain, cuyos restos mortales llegaron a primera hora del viernes al Legislativo.

Allí, bajo la cúpula del Capitolio, permaneció a lo largo del día de hoy para que los ciudadanos puedan darle su último adiós, una distinción reservada para muy pocas personalidades a lo largo de la historia del país.

Con la presencia de sus familiares, incluida su madre Roberta, de 106 años, los líderes del Congreso y el vicepresidente, Mike Pence, rindieron tributo al servicio del senador, tanto como legislador, como veterano de guerra en Vietnam.

Pence, quien acudió en nombre del Gobierno, reiteró ante los asistentes que el presidente Donald Trump le solicitó que acudiera al funeral en su nombre, aunque desde hace meses se hizo público que el propio McCain había pedido que el multimillonario no fuera a sus exequias.

McCain fue uno de los senadores republicanos más críticos con el magnate durante su más de año y medio de mandato, siendo incluso objeto de insultos del presidente a través de las redes sociales.

"Es profundamente conmovedor comparecer ante ustedes hoy (ayer) en el Capitolio de Estados Unidos para conmemorar la vida y el servicio de un patriota estadounidense, el senador John McCain", dijo Pence.

"El presidente me pidió que estuviera aquí en nombre de una nación agradecida para pagar una deuda de honor y respeto a un hombre que sirvió a nuestro país durante toda su vida en uniforme y en un cargo público, y es un gran honor para mí estar aquí", dijo el vicepresidente.

También tuvo palabras para él el líder de la mayoría republicana del Senado, Mitch McConnell, quien destacó el "espíritu de lucha estadounidense" del que hacía gala el fallecido senador.

"Dependiendo del problema, sabías que John sería tu aliado más acérrimo o tu oponente más obstinado", dijo McConnell a los asistentes al acto en el Capitolio.

McCain, que murió el pasado sábado a los 81 años después de una batalla contra un cáncer cerebral, fue una de las personalidades políticas más importantes de Estados Unidos de las últimas décadas después de haber sido prisionero de guerra en Vietnam y ejercer como senador por Arizona por más de 30 años. (EFE)