Lava sale de una fisura en Leilani, Hawai.
Lava sale de una fisura en Leilani, Hawai. | Fuente: AFP

Miles de personas se vieron este sábado obligadas a huir de sus casas en Hawái, Estados Unidos, después de que un terremoto de magnitud 6.9 sacudió el archipiélago el día anterior, desencadenando el colapso de un acantilado costero y provocando nuevas erupciones del volcán Kilauea. Este volcán es uno de los más activos del mundo, con un lago de lava y en erupción casi permanente desde 1983 en su flanco oriental. Según la mitología local, es la casa de Pelé, diosa del fuego.

¿Es una erupción inusual?

Kilauea es un volcán "efusivo", es decir que escupe lava desde su cráter principal y dos fisuras eruptivas, acompañadas a veces de explosiones. "Es habitual para Kilauea entrar en erupción no desde la cumbre, sino a través de las fisuras", explicó a la agencia AFP la vulcanóloga Eleonora Rivalta, del centro alemán de investigaciones de geociencia.

"Lo que en cambio es más bien inusual, al menos en las últimas décadas, es que la erupción tenga lugar más lejos, a lo largo del rift (fosa tectónica) Este y por lo tanto cerca de viviendas", añade. "Pero esto forma parte del comportamiento conocido del volcán".

Kilauea, que significa "escupiendo" en hawaiano, nació de las profundidades marinas hace alrededor de medio millón de años. Sus ríos de lava sucesivos formaron un volcán que emergió del agua hace unos 100.000 años. Su cumbre se halla a 1.250 metros por encima del nivel del mar y en la cima está el cráter Halema'uma'u, con uno de los dos lagos de lava más grandes del mundo.

¿Cuándo entró en erupción?

En torno a 1790, una importante erupción, con cenizas ardientes y gases, mató probablemente a cientos de personas. Fue el episodio más mortífero del volcán. En 1924, una persona falleció cuando el volcán escupía columnas de cenizas y polvo a más de 3 km de altura, así como piedras incandescentes más pesadas que un elefante adulto a más de un kilómetro de distancia.

Vista aérea del 'Skylight', una grieta en la superficie de lavada solificada que permite ver el magma candente bajo tierra en Hawai.
Vista aérea del 'Skylight', una grieta en la superficie de lavada solificada que permite ver el magma candente bajo tierra en Hawai. | Fuente: EFE | Fotógrafo: Bruce Omori

¿Y más recientemente?

Kilauea tiene una doble erupción. La primera comenzó en 1983 en el rift Este y desde entonces no paró. Agrandó la isla en más de 200 hectáreas en su orilla sur y no da muestras de flaquear. El episodio actual forma parte de ello.

La segunda comenzó en 2008 con una pequeña erupción en la cumbre, algo novedoso en 25 años. Creó una fisura en el cráter Halema'uma'u, a través de la cual los científicos pueden ver un lago de lava en plena actividad.

¿Es peligrosa la erupción?

El río de lava actual no constituye una amenaza inmediata para los habitantes de la isla que tuvieron tiempo para ser evacuados. "La lava basáltica explota pocas veces y las personas pueden huir de los ríos de lava, siempre que no se vean bloqueadas", estima el geólogo David Rothery, de Open University en Inglaterra. "Cuando la lava se derrama sobre el agua o la vegetación puede haber explosiones de gas. Por lo tanto puede ser peligroso acercarse demasiado".

El dióxido de azufre expulsado por el volcán también puede provocar irritaciones respiratorias y ser peligroso si se inhala en grandes cantidades durante un largo periodo. Una erupción puede ir acompañada de terremotos, apunta Eleonora Rivalta y "siempre es posible que una fisura eruptiva se abra cerca de una casa".

¿Y después?

Aunque Kilauea parece más activo que nunca, "esto no significa que vaya a explotar", matiza David Rothery. "Las erupciones hawaianas son raramente explosivas a gran escala. Podría haber otras erupciones de lava", subraya.

AFP