El alcalde cree que la comunidad latina puede enviar un mensaje a aquellas personas que los agredan.
El alcalde cree que la comunidad latina puede enviar un mensaje a aquellas personas que los agredan. | Fuente: AFP

El presidente del condado neoyorquino de El Bronx, el puertorriqueño Rubén Diaz, insta a los latinos de Estados Unidos, en una entrevista a EFE, a vengarse en las urnas del "payaso" del presidente Donald Trump por su falta de respeto, sus asaltos y sus insultos contra esta comunidad.

"Si te enfogonas (irritas) cuando escuchas a este payaso que está ahora llamándose presidente de los Estados Unidos, si esto te frustra, si te enfogona, la mejor revancha es en las urnas", aseguró Díaz en una conversación a través de internet desde su despacho de El Bronx, a cuya presidencia accedió en 2009.

Díaz, que ha ocupado cargos políticos durante 24 de sus 47 años de vida, insiste en que "el latino tiene que tener el coraje, el latino tiene que tener la energía, el latino tiene que movilizarse, organizarse y salir a votar y mandarle (un mensaje) no solamente a Trump, sino a aquellas personas que se sienten con el derecho de asaltar, insultar y faltar al respeto a la comunidad latina".

En especial, se refirió a los hispanoamericanos que residen en los estados donde esta comunidad tiene cada vez una mayor presencia y que serán clave en las elecciones presidenciales del próximo noviembre, como Florida, Texas, Nuevo México y Arizona.

"Si quieres mandarle el mensaje, no lo hagas solamente en Twitter, no lo hagas solamente en las redes sociales o en las marchas y en las protestas, vamos a mandarle un mensaje, no solamente a Trump, sino también a quienes entre sus seguidores se creen que tienen el derecho de faltarle al respeto a nuestra comunidad. Salgan a votar este noviembre", insiste.

Díaz, que asegura con orgullo que El Bronx, donde residen 1,5 millones de neoyorquinos, es el barrio con mayor presencia latinoamericana de la ciudad, detalla cómo la pandemia de la COVID-19 se ha cebado con este distrito.

"Se perdieron más de 5 000 vidas aquí, en el condado de El Bronx, eso son más pérdidas en vidas que en todo el estado de Connecticut. El dolor, la enfermedad, la ansiedad es algo que sufrimos mucho, aunque no se ve tanta muerte hoy, ni tantos casos, pero psicológicamente, en nuestro corazón, nos sigue afectando", dice.

EFE