Un bulldog francés similar al que falleció durante el vuelo (referencial)
Un bulldog francés similar al que falleció durante el vuelo (referencial) | Fuente: akc.org

La conmoción generada en Estados Unidos por la muerte en un vuelo de United Airlines de un bulldog francés, que viajaba en un compartimento para el equipaje de mano a pedido de un miembro de la tripulación, ha puesto nuevamente en el tapete el sensible tema del transporte de animales. La dueña del perro viajaba entre Houston y Nueva York el lunes con dos niños, uno de ellos un bebé, y su mascota en un bolso de transporte.

Un miembro de la tripulación le solicitó que colocara al animal en el compartimento para los bolsos y equipaje de mano, según el testimonio en el New York Times de Maggie Gremminger, que viajaba sentada detrás de ella. "Este dramático incidente muestra cómo el animal es considerado aún un objeto, un vulgar bolso que se apretuja", se indigna Christophe Marie, portavoz de la Fundación Brigitte Bardot, consultado por la agencia AFP. La aerolínea estadounidense lamentó en un comunicado el "trágico accidente que jamás debió haber ocurrido, ya que los animales nunca deben colocarse en un compartimiento de equipaje" encima de los pasajeros.

Viajar con la mascota es una práctica común: medio millón de animales fueron transportados en 2017 por compañías aéreas estadounidenses, según cifras del Departamento de Transporte de Estados Unidos. Sin embargo en los últimos meses la prensa ha informado sobre muertes trágicas de animales domésticos, a cual más conmovedora o sorprendente.

Mascotas en peligro

La sucesión de incidentes es una suerte de pesadilla para United Airlines, una de las principales compañías estadounidenses y la que acepta la mayor cantidad de animales en sus líneas. De los 138 mil animales transportados en sus vuelos en 2017, 18 murieron y 13 sufrieron lesiones.  En la bodega de uno de sus Boeing 767, Simon, un conejo gigante, murió en abril pasado. En noviembre, una chica, considerando que no tenía más opción, arrojó a su hámster de "apoyo emocional" en el inodoro de un aeropuerto después de que se le impidió volar con él en un avión de la compañía Spirit Airlines.

El sector del transporte aéreo se enfrenta a un aumento de estos animales de "apoyo emocional", cuya presencia tiene cualidades terapéuticas o tranquilizadoras para su dueño. United estima su incremento en 75% en el último año. El 1 de marzo, Delta Airlines y United establecieron nuevas reglas para el transporte de mascotas. Por ejemplo, United exige a los propietarios que proporcionen un documento escrito por un veterinario que certifique las vacunas y confirme que el animal ha sido "entrenado para comportarse en un lugar público".

El caso de los animales muertos, como este bulldog francés o el conejo, no son las únicas polémicas recientes alrededor de aerolineas estadounidenses. Un piloto de American Airlines fue retenido el pasado miércoles en Sao Paulo, en la víspera del Día Internacional de la Mujer, por agredir a una empleada del aeropuerto. Según la Policía, el hombre empujó y agarró por el cuello a una empleada. Según él, la foram en que colocó el túnel que uno la nave con el edificio ponía en peligro a los pasajeros.

(Con información de AFP y EFE)