La Guardia Costera cree que la carga fue arrojada al mar por narcotraficantes durante una persecución policial. | Fuente: Guardia Costera de Estados Unidos

Este martes una gran tortuga fue restacada por la Guardia Costera de Estados Unidos. Según informó el servicio marítimo, el animal se encontraba en una situación sorprendente: estaba enredada entre cuerdas y 26 paquetes de cocaína que sumaban 800 kilogramos.

Un avión militar se percató del paquete flotando y la Guardia Costera decidió enviar un barco de reconocimiento. Al llegar, los oficiales se pusieron manos a la obra para cortar con cuidado las cuerdas y no dañar las aletas ni el cuello de la tortuga. Por las marcas que tenía, el animal, un macho, llevaba al menos un par de días en esa situación.

Existe un 90% de probabilidad de que la droga que se encontró junto al reptil haya tenido su origen, tiempo atrás, en algún cultivo clandestino en la sierra de Colombia. Según datos de la DEA (la agencia antinarcóticos de Estados Unidos), allí se plantó y se produjo el 92% de la coca que llegó en 2016 a su territorio.

¿Qué opinas?