Varias piscinas al aire libre de Londres dieron hoy la bienvenida a sus primeros visitantes, que tuvieron que hacer una reserva a través de Internet.
Varias piscinas al aire libre de Londres dieron hoy la bienvenida a sus primeros visitantes, que tuvieron que hacer una reserva a través de Internet. | Fuente: AFP

Varias piscinas al aire libre de Londres dieron hoy la bienvenida a sus primeros visitantes, que tuvieron que hacer una reserva a través de Internet, pese a que otras han decidido tomarse más tiempo para preparar sus instalaciones, ya que han afirmado que el anuncio de reapertura el pasado jueves les tomó por sorpresa.

Los aficionados a deportes de equipo están felices, ya que también pueden practicar desde actividades como el criquet, que cuenta con muchos seguidores entre los británicos. En tanto, los salones de belleza, tatuajes y spas podrán levantar la persiana a partir de este lunes y los gimnasios, polideportivos y piscinas interiores lo harán a partir del 25 de julio.

El Ejecutivo de Boris Johnson ha permitido también la reanudación de los espectáculos teatrales siempre que se produzcan al aire libre y con una audiencia limitada que respete la distancia de seguridad, después de que muchas compañías decidieran ofrecer algunos de sus espectáculos en Internet durante los meses de confinamiento.

La venta de entradas para estas actuaciones se efectúa de manera virtual, de modo que las compañías puedan conocer la identidad de los asistentes y facilitar así el rastreo de contactos en caso de que se produzcan positivos por COVID-19.

El líder conservador, quien en abril estuvo hospitalizado por el virus, fue visto este viernes, por primera vez, llevando una mascarilla durante una visita a varios establecimientos de su circunscripción electoral de Uxbridge, en el noroeste de Londres.

En la actualidad, cubrirse el rostro solo es obligatorio en Inglaterra para utilizar el transporte público y acudir a los hospitales, mientras que en Escocia también lo es en comercios, pese a que muchos ciudadanos optan por no hacerlo.

Según las últimas cifras, el Reino Unido sobrepasa las 44 600 muertes por COVID-19 y registra más de 288 00 casos, por lo que se mantiene como el primer país de Europa y el tercero del mundo más afectado por la pandemia.

EFE