Casi 24 horas después de los atentados que golpearon París y que costaron la vida a al menos 127 personas, París siguió consternada, con los principales centros turísticos cerrados, las calles y el metro prácticamente vacíos y los comercios casi invisibles.

A nivel individual, los ciudadanos de todo el mundo muestran su apoyo a los franceses con todo tipo de mensajes e imágenes que inundan las redes sociales.

"Je suis Paris", "Pray for Paris", "Fear won't win" son los lemas más repetidos en las redes. Aparecen sobre la bandera francesa, con la torre Eiffel de fondo, con dibujos de lazos negros e incluso sobre la imagen de las lágrimas de Marianne, el símbolo francés.

#TodosSomosParis y #ParisAttacks son las dos etiquetas que concluyen la mayoría de los mensajes que circulan por Twitter, y que se han convertido en la principal tendencia mundial.

A través de las redes sociales, muchos artistas realizaron homenajes a las víctimas con dibujos, así como ocurrió cuando atacaron al semanario Charlie Hebdo, el terremoto en Japón, la muerte de un niño sirio en el mar mediterráneo.