Fotografía de Shamima Begum junto a su hija, fruto de su relación con un combatiente del Estado Islámico. La hermana de la joven, que muestra la foto, tapa el rostro de la menor con sus dedos. | Fuente: AFP

La familia de Shamima Begum, una londinense que a los 15 años huyó a Siria para casarse con un combatiente del grupo yihadista Estado Islámico (ISIS), anunció el viernes que recurrirá la decisión del gobierno británico de quitarle la nacionalidad. En una carta enviada al ministro del Interior, Sajid Javid, por la hermana de la joven en nombre de toda su familia, pidió también ayuda al ejecutivo para poder traer a Reino Unido al bebé de Shamima, recién nacido en Siria.

"Tenemos un deber con ella, el deber de esperar que, al igual que fue adoctrinada, también se la puede ayudar a que vuelva a convertirse en la hermana que fue, en la hija que mis padres trajeron al mundo", escribió Renu Begum. "Esperamos que entienda nuestra posición a este respecto y por qué debemos, por lo tanto, ayudar a Shamima a impugnar su decisión de quitarle la única cosa que es su única esperanza de rehabilitación, su ciudadanía británica”.

Lo dejó todo por el ISIS

De padres bangladesíes pero nacida y criada en Londres, Begum, que ahora tiene 19 años, se fugó en 2015 de su casa junto a dos compañeras de su escuela, en un barrio popular del este de la capital británica, para ir a Siria. Allí se casó con un combatiente yihadista de origen holandés y tuvo dos hijos que murieron, según afirmó a la prensa británica, a causa de enfermedades y malnutrición.

Durante el avance de la ofensiva contra el Estado Islámico (ISIS) en Siria, su marido fue hecho prisionero por las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) kurdo-árabes y ella se refugió, como tantas otras familias de combatientes, en el campo de Al Hol, en el noreste de Siria. Allí dio a luz a un tercer bebé el pasado fin de semana, poco después de haber anunciado su intención de regresar a Londres.

Fotografía facilitada por la Policía Metropolitana de Londres, el 20 de febrero de 2015, que muestra a Shamima Begum en el aeropuerto de Gatwick (Londres) cuando salió para irse a Siria. | Fuente: Composición RPP (Policía Metropolitana de Londres)

Rompecabezas político

En poco tiempo, el caso se convirtió en un rompecabezas político para varios países. El Gobierno inglés comunicó esta semana en una carta a su familia que había decidido quitarle la nacionalidad. Reino Unido puede retirar el pasaporte a uno de sus ciudadanos si considera que es una decisión de "interés general" a condición de que esto no lo convierta en apátrida, conforme a la convención de Nueva York del 30 de agosto de 1961.

Sin embargo, el abogado de su familia afirmó que Begum nunca tuvo la nacionalidad bangladesí y las autoridades de ese país tomaron rápidamente distancias, asegurando que no puede solicitarla y que no le permitirán la entrada al país. La joven afirmó también que contemplaba pedir el pasaporte holandés por matrimonio pero, aunque el gobierno de Holanda no se quiso posicionar, según expertos su petición tendría pocas posibilidades de prosperar.

Entre el no arrepentimiento y el pedido de disculpas

El caso de Shamima Begum había conmocionado a Reino Unido, sacudido en 2017 por una serie de atentados reivindicados por el ISIS, por su falta de arrepentimiento. La joven ha dado varias entrevistas a medios británicos, creándose una imagen mediática que algunos consideran es la base de su infortunio. En una de ellas, al diario The Times la semana pasada, dijo que no lamentaba haber huido a Siria y calificó el atentado de Mánchester, que dejó 22 muertos en mayo de 2017, de "represalia" a los ataques de la coalición occidental contra el ISIS.

Sin embargo, en otra entrevista, concedida a Sky News el jueves, pidió un trato clemente. "Quisiera que reexaminaran mi caso con un poco más de clemencia en sus corazones", declaró. "Estoy dispuesta a cambiar", aseguró, afirmando que no se separará de su bebé. El caso de Shamima Begum ilustra la disyuntiva a la que se enfrentan varios gobiernos europeos, al tener que optar entre prohibir el retorno de sus nacionales yihadistas por motivos de seguridad o permitirles que regresen y procesarlos.

AFP

¿Qué opinas?