RPP Noticias
Barcos franceses y británicos protagonizaron pelea por zona pesquera de mariscos | Fuente: RPP Noticias

Francia pidió al Reino Unido que los barcos ingleses se retiren de un área de pesca de vieiras, frente a la desembocadura del río Sena, motivo de conflicto con los franceses. Esta disputa degeneró el martes en un enfrentamiento entre ellos y cuyas imágenes se han hecho virales en internet.

El ministro francés de Agricultura y Pesca, Stéphane Travert, explicó, en una entrevista a la emisora "Europe 1", que solicitó a su homólogo británico, George Eustice, que los pesqueros ingleses no vayan a faenar en una línea que iría desde el puerto de Barfleur y que cubriría la bahía del Sena.

Se trataría de evitar nuevos choques mientras se buscan soluciones duraderas al conflicto, según Travert. "Queremos que vuelva el espíritu de responsabilidad y que haya un acuerdo la semana próxima entre los pescadores franceses e ingleses", dijo.

Video viral del enfrentamiento 

El contencioso llegó a su clímax el pasado martes. Una treintena de barcos salieron de los puertos de Trouville-sur-Mer, Port-en-Bessin y Ouistreham, en Normandía, al encuentro de cinco ingleses que estaban pescando vieiras a más de 12 millas de la costa. Es decir, fuera de la zona exclusiva francesa.

Los franceses rodearon a los ingleses para obligarles a detener su actividad. Rápidamente la tensión subió a base de bengalas insultos y choques de unos pesqueros contra otros, lo que se tradujo en daños en el casco en al menos tres de ellos.

Los gendarmes franceses, advertidos por el incidente, intervinieron para separar a las partes y llevaron a cabo controles a los ingleses.

Las reglas francesas

Los pescadores normandos se quejan de que sus colegas del otro lado del Canal de la Mancha no están sometidos a las mismas reglas que a ellos les impone la normativa francesa. Las leyes buscan evitar el agotamiento de los recursos y garantizar que cada invierno el caladero se regenera.

Así, las redes autorizadas tienen un tamaño determinado para evitar la captura de vieiras jóvenes. Así que los barcos no pueden tener más de 15 metros de eslora y, sobre todo, no pueden salir a faenar más que del 1 de octubre al 15 de mayo.

Existe un acuerdo entre los dos países, que se renegocia cada dos años desde 2013, que regula la entrada de barcos británicos a la zona del contencioso. El problema es que ese compromiso bilateral permite la entrada en aguas francesas, cuando los marinos normandos tienen prohibido faenar allí. Según la versión francesa, el Reino Unido se niega a renegociar ese punto. (EFE).