Los familiares de los cinco jóvenes detenidos los visitan a las puertas de los tribunales de Mar del Plata (Argentina). | Fuente: EFE

Cientos de personas pidieron este jueves justicia "con perspectiva de género" durante una marcha en Miramar (Buenos Aires), localidad argentina donde la pasada noche de fin de año una adolescente de 14 años denunció una presunta violación de cinco jóvenes. "Pedimos juicio para todas las denuncias y justicia con perspectiva de género", defendió una de las portavoces de la Multisectorial de mujeres del partido General Alvarado, organización social que convocó este jueves la movilización, en el escrito con el que culminaron la manifestación.

La marcha se llevó a cabo en la plaza Malvinas, la principal de Miramar. La asociación mostró en el escrito su repudio ante la violencia machista, y denunció la falta de políticas públicas que protejan a las mujeres. También trasmitió el derecho de todas las mujeres a "vivir libres" de toda agresión. "Pedimos justicia para este hecho aberrante y le pedimos a la fiscal Florencia Salas (encargada del caso) que actúe con celeridad y esté a la altura", culminó la organización.

La localidad costera se encuentra poblada estos días por numerosos turistas que disfrutan allí de sus vacaciones, y que se unieron a los vecinos durante la marcha.  "Todos los días tenemos una muerta, todos los días muere una mujer en Argentina", dijo al canal A24 Marta Montero, madre de Lucía Pérez, el último caso que conmocionó al país argentino por la sentencia emitida el pasado 27 de noviembre por los jueces Facundo Gómez Urso, Aldo Carnevale y Pablo Viñas de Mar del Plata, que consideraron que no se podía demostrar el feminicidio.

Cinco acusados

A los cinco jóvenes, de entre 21 y 23 años de edad, se les atribuye de manera provisional el delito de "abuso sexual agravado con acceso carnal" por los hechos ocurridos en la madrugada del 1 de enero y por el momento seguirán detenidos. Dos de ellos reconocieron haber mantenido relaciones sexuales durante esa misma noche.

La familia de la menor había alquilado un bungaló en el cámping, y tras preocuparse por su ausencia salieron a buscarla.  La madre la encontró finalmente en la tienda de campaña con los cinco jóvenes. La menor, alcoholizada, contó a sus padres que había sido violada, e inmediatamente estos llamaron a la Policía e interpusieron una denuncia.

EFE

Sepa más:
¿Qué opinas?