"Es un niño muy hermoso y muy inteligente. Estoy muy orgulloso de la hija que tengo", dijo el padre a la BBC. | Fuente: Flickr

Desde el 2018, los padres de Luiz (nombre referencial) le permitieron a su hijo de cinco años utilizar prendas femeninas, como respuesta a los deseos que manifestó el pequeño. La familia vive en un pequeño pueblo de Brasil, en el interior de Santa Catarina, y no imaginó que una interpondría en su contra una denuncia anónima ante el Ministerio de la Mujer, la Familia y los Derechos humanos, por supuestamente alentar al niño a usar ropa y accesorios de mujer.

"Fue un gran golpe para nosotros. Pensé que era absurdo", comentó el padre del niño a la BBC. En tanto, la madre del pequeño confesó que la denuncia llevó a la familia a pasar por una “situación muy difícil”, pues tanto ella como el padre permitieron que el menor dejara crecer su cabello y se vistiera como quería luego de que este les realizara repetidas peticiones. 

Ambos padres decidieron llevar a su hijo a terapia psicológica, y concluyeron que el menor es un niño transgénero; es decir, Luiz nació con el sexo biológico masculino pero se identifica con el género femenino. Los padres, sin embargo, creen que su hijo aún se encuentra en la fase inicial. 

“PIDIÓ UNA COCINA DE JUGUETE”

Cuando Luiz tenía dos años pidió una cocina de juguete como regalo y, al año siguiente, quiso tener su primera muñeca. "Pensamos que los juguetes no mostraban nada, solo eran lo que él quería", contó su madre.

Por otro lado, su padre admitió haber tenido dificultades para entender a su hijo al principio, no obstante, decidió informarse sobre el tema y respetar la voluntad del pequeño. “Todos esperaban que fuera represivo hacia mi hijo, debido a mi profesión. Pero tengo una actitud más liberal y respeto su intimidad y deseos. Muchos pensaron que estaría avergonzado de mi hijo, pero estoy muy orgulloso de él”, dijo.

Con tres años, el niño ya tenía el permiso de sus padres para utilizar la ropa y accesorios que prefiriera. Su madre, sin embargo, solo le permite vestirse como niña cuando se encuentra con su padre, pues ambos comparten la custodia tras divorciarse.  “Mi mayor temor es que alguien comente algo malo y lo lastime de alguna manera", asegura.

UNA DENUNCIA ANÓNIMA

La familia recibió una denuncia anónima poco después que el niño fuera visto usando ropa femenina en la calle, ya que se le hizo habitual usar vestidos. La oficina del fiscal de la ciudad abrió un procedimiento administrativo para investigar el hecho y se contactó con los padres de Luiz, quienes consideran que es la primera vez que son víctimas de los prejuicios.

"Soy muy conocido en la ciudad y la gente no me hace comentarios negativos directamente. Sabía que había discriminación contra mi hijo, pero era algo velado, hasta el momento en que fuimos denunciados", relató el padre y agregó que Luiz nunca fue obligado a utilizar una prenda que él no quisiera.

La fiscalía concluyó que los padres del menor fueron “firmes y consistentes” al describir que es el niño quien muestra preferencias por la ropa femenina, descartándose así una supuesta imposición por parte de ambos.

¿Qué opinas?