Ricardo Morán junto a sus hijos, Catalina y Emiliano. | Fuente: Instagram

Hace algunos meses, la vida del jurado de “Yo Soy” cambió por completo: a través de la modalidad de vientre de alquiler se convirtió por primera vez en padre de los mellizos Emiliano y Catalina, con quienes comparte a menudo tiernos momentos en sus redes sociales.

La felicidad que vive hoy el famoso productor de televisión no llegó de un día para otro, y lo ha llevado a intentar ser una mejor padre para sus pequeños. Es por eso que, en diálogo con Alan Diez y Fiorella Rodríguez en radio Capital, Morán admitió, desde hace ocho meses, acude a terapia psicológica y psiquiátrica, razón por la cual tiene que medicarse por recomendación de los doctores.

"A esto dedico mi lunes. ¿Tú?", escribió el productor al compartir esta fotografía en sus redes. | Fuente: Instagram

El productor aclaró que tomó esta decisión luego de sufrir un “momento de crisis” a inicios del 2019, justo antes de la llegada al mundo de sus pequeños hijos.

“Tuve un momento de crisis a principios de año, en que me pregunté si la persona que yo era (en ese momento), era la persona que quería que mis hijos conocieran. Y eso me motivó —y lo voy a contar abiertamente porque es otro tema tabú en el Perú— a preocuparme por mi salud mental, por lo que empecé a tratarme con terapia cognitiva-conductual y con un psiquiatra”, aseguró en declaraciones a Radio Capital.

Producto de las evaluaciones a las que fue sometido, Morán empezó a tomar medicamentos. “Empecé a tomar medicación a principios de año. Ya voy a tener ocho meses medicado, porque tenía problemas para controlar la frustración y mis estados de ánimo”, reveló.

Además de compartir tiernas fotografías con sus hijos, Morán ha anunciado que realizará nuevas firmas de autógrafos de su libro "Yo Soy tu Padre" en Lima y Provincias. | Fuente: Instagram

BUSCA CAMBIAR

Asimismo, el enérgico jurado de “Yo Soy” aseguró que, antes del nacimiento de sus mellizos, se caracterizaba por ser una persona que “perdía el control fácilmente” y que, en consecuencia, habían ocasiones en las que lastimaba a las personas.

“Yo me volví muy conocido por perder el control emocional con mucha facilidad y a veces hacerle daño a personas que no tenían por qué recibir ese trato. Yo no quería que mis hijos conocieran a esa persona. Quería que el tratamiento me ayude a aprender cómo ser mejor persona”, apuntó.

Es así que Morán está en el camino a ser un mejor ejemplo para sus pequeños, ya que considera que, a pesar de que todo niño tiene “enfrentar su propia jungla”, los padres deben ser partícipes activos en el camino.

“El amor es una prioridad baja ahora. Mis hijos son todo lo que necesito. Ha ocurrido algo interesante, el nivel de pretendientes ha desaparecido. Parece que en el mundo gay no es muy atractivo que te guste alguien con hijos. ¡Es bien raro! No busco tener pareja porque no tengo tiempo. No sé cómo podría entrar alguien a mi vida ahora”, aseguró Morán durante la Feria del Libro de Lima 2019.

¿Qué opinas?