Cerca de un centenar de personas se congregaron frente al palacio de Planalto, en Brasilia, y lanzaron consignas contra el presidente Michel Temer antes de que la Policía disolviera la manifestación con gas pimienta.

Según el diario O Globo, el mandatario fue grabado por Joesley Batista, uno de los dueños del gigante cárnico JBS, avalando comprar el silencio del expresidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, quien se encuentra en prisión por participar en la trama de corrupción en Petrobras.

Piden renuncia. Temer, quien llegó al poder el año pasado tras la destitución de Dilma Rousseff, reconoció que mantuvo una reunión en marzo pasado con Batista, pero negó que ese encuentro sirviera para comprar el silencio de Cunha.

En la avenida Paulista, en Sao Paulo -la capital financiera de Brasil-, también decenas de personas se concentraron para pedir la salida del jefe del Estado y reclamar elecciones con gritos como "Fora Temer" (fuera Temer).