Sadam Husseim fue abatido por el ejercito de Estados Unidos en Bagdad en 2006. | Fuente: Getty

El inform Chilcot, publicado este miércoles el Reino Unido, reveló que el gobierno del ex primer ministro británico Tony Blair se precipitó en apoyar la invasión a Irak sin la justificación necesaria "ni agotar todos los caminos de paz". ¿Pero qué motivo esta operación militar que aún hoy continúa en pie? RPP Noticias te lo explica.

Invasión a Afganistán. Tras los atentados contras las Torres Gemelas de Nueva York el 11 de septiembre de 2001, una coalición de fuerzas militares internacionales liderada por Estados Unidos inició el 7 de octubre de 2001 la "Operación Libertad Duradera", una ofensiva contra el Estado Islámico de Afganistán gobernado por talibanes. Una vez derrocado el gobierno del mulá Omar, la ofensiva continuó contra las fuerzas radicales que se opusieron a la invasión militar. El gobierno del entonces presidente estadounidense George W. Bush culpó al mulá Omar de apoyar y proteger dentro del territorio de Afganistán a Osama Bin Laden, líder del grupo terrorista Al Qaeda y autor intelectual (y financiero) del 11-S.

Barack Obama aseguró que Estados Unidos mantendrá 8 mil en Afganistán. | Fuente: Getty

Invasión a Irak. Tras tomar el control militar de una extensa zona de Afganistán, Estados Unidos, el Reino Unido y otros grupo de aliados comenzó una nueva invasión, esta vez contra Irak, el el 20 de marzo. Bush argumentó que la razón era "desarmar a Irak de armas de destrucción masiva (ADM)".

Motivos ocultos. Saddam cayó, Al-Quaeda siguió operando, surgió el Estados Islámico y se extendió a Siria, el país fue completamente destruido, comenzó una larga cadena de atentado en toda Irak. Según el documentalista Michael Moore, el objetivo de la invasión a Afganistán siempre fue pasar luego a Irak, para la explotación de sus enormes reservas de petróleo.

Arrepentidos. Tras el escándalo, George W. Bush aseguró que "el mundo está mejor sin Sadam Husseim". Curiosamente, no todo el mundo no parece estar de acuerdo. Hace una semana, Kadhim al Jabbouri, uno de los iraquís que ayudó a derribar la estatua de Saddam Husseim tras la caída de su régimen, recordó a BBC el histórico momento 15 años después: "Yo derribé la estatua de Saddam, pero ahora querría tenerlo de vuelta". Pero la historia nunca da marcha atrás.

El momento histórico en que la estatua de Sadam Husseim fue derribada. El escándalo fue mayúsculo porque un soldado puso la bandera de Estados Unidos sobre la cabeza, la cual tuvo que retirar. | Fuente: Getty
Sepa más:
¿Qué opinas?