Muchos de los patines son pintados para que pasen desapercibido. | Fuente: Screenshot de Marketplace

(Agencia N+1 / Adrián Díaz) Ayer informamos que Grin, la compañía de alquiler de scooters eléctricos, anunció que dejará de operar por tiempo indefinido en la Cuidad de México debido al aumento en el robo de sus vehículos. Hoy nos enteramos cómo estas patinetas son ofertadas sin mayor reparo en Marketplace de Facebook.

Hasta ahora se desconoce el número de patines que han sido robados a la compañía; sin embargo, una búsqueda fugaz en la tienda de la red social permite darse una idea de la magnitud del problema. Los scooters ofertados aquí rodean los 2.500 pesos sin cargadores y hasta 3.500 pesos los que están en mejor estado, incluyendo cargadores.

Hay algunos vendedores que ofrecen el scooter formateado y hasta con cargador. | Fuente: Screenshot de Marketplace

Xataka México se tomó el tiempo de contactar con algunos vendedores de estas patinetas en Facebook. Lo que encontraron fue que estos sujetos cuentan con al menos media docenas de estos vehículos, los cuales fueron pintadas para que no sean identificados fácilmente.

Uno de los vendedores incluso garantizaba que los vehículos no tenían problema alguno y que incluso él lo llevaba usando como un mes.

Otro vendedor aseguraba que todos los patines que se ven en venta son de Grin o Lime. Según este sujeto, los más baratos en Marketplace solo estaban desbloqueados el tiempo que durara la compra. Sin embargo, él los entregaba sin fallas y sin el riesgo de que puedan bloquearse en el futuro porque ya no tenían GPS.

 

Un vendedor negocia la venta de uno de estos scooters de Grin vía Facebook. | Fuente: Screenshot de Marketplace y Facebook

Por otro lado, una informante secreta de Xataka menciona que hace unas semanas reportó el robo de estas patinetas a Grin cuando vio 8 de estas en el patio de su vecino. Incluso luego de avisar a la policía, estos no hicieron nada alegando que se encontraban dentro de una propiedad privada a la cual no podían entrar. Como esto no parecía interesarle a nadie, la informante dejó de insistir.

La compañía ya había cumplido un año brindando el servicio de patines eléctricos, recorriendo más de 1.5 millones de kilómetros. Así mismo, había sido la única empresa en el rubro en conseguir el permiso anual de operación en la CDMX. Para esto, Grin realizó un pago de aproximadamente 1.29 millones de dólares correspondiente a la contraprestación.

Este caso pone en evidencia el impacto disruptor que está teniendo la tecnología en algunos países. A mediados del año pasado se supo que Uber había causado molestias entre los conductores mexicanos, a tal punto que en el estado de Veracruz, los conductores que usan esta aplicación podrían ser penados con hasta 9 años de cárcel.

Sepa más:
¿Qué opinas?