Murió el espía soviético que trajo la primera información del ébola a la URSS

Durante la década de los 70, Anatoli Viktorovich Baronin logró enviar a la Unión Soviética muestras de sangre infectada con ébola que permitirían investigar la enfermedad. 

Anatoli Viktorovich Baronin murió el lunes en Ucrania a los 86 años. | Fuente: Foreign Intelligence Service of Ukraine

El coronel retirado Anatoli Viktorovich Baronin, un veterano del espionaje soviético que fue el primero que obtuvo información sobre el ébola, falleció este lunes en Ucrania, comunicó el Servicio ucraniano de Inteligencia Externa.

Baronin nació el 31 de agosto de 1932 en Moscú, se licenció en Economía y en 1959 empezó a trabajar en el servicio de contrainteligencia, en particular en diversos países africanos.

Durante la década de los 70, mientras estaba destinado en Nigeria, Baronin logró enviar a la Unión Soviética muestras de sangre infectada con ébola que permitirían investigar la enfermedad, descubierta en 1976 en Zaire (República Democrática del Congo) y Sudán.

"Los tubos con la sangre infectada por esta enfermedad fueron enviados a toda prisa en un vuelo especial de Aeroflot a la URSS", señaló el Servicio ucraniano de Inteligencia Externa.

Esta enfermedad provoca fiebre, dolores musculares, vómitos, diarrea, disfunción renal y hepática y en algunos casos, hemorragias internas y externas y se puede contagiar por el contacto directo con sangre u otros líquidos corporales de las personas infectadas.

El Servicio ucraniano de Inteligencia Externa señaló que Baronin estuvo destinado tres veces en el extranjero como residente de la inteligencia extranjera soviética.

Durante los últimos años de servicio, Baronin fue subjefe primero de inteligencia en Kiev y entrenó a los futuros oficiales de inteligencia ucranianos. (EFE)


Sepa más:
¿Qué opinas?