Rusia
En la actualidad la clínica rusa cuenta con once filiales. | Fuente: AFP

El fundador de la red de clínicas oftalmológicas rusas Ómicron, Alexandr Padar, quiere prohibir que la Organización Mundial de la Salud (OMS) use ese nombre para designar a la nueva variante del coronavirus, informó este jueves la emisora rusa Govorit Moskva.

"Ese nombre es una marca registrada (...), su asociación con la nueva variante de la COVID-19 daña nuestra reputación empresarial", aseguró Padar.

Si alguien muere de ómicron, añadió, "a duras penas sus familiares o amigos querrían ir a una clínica con ese nombre".

El empresario planea demandar a la OMS, indica la emisora rusa.

El primer centro Ómicron fue abierto en la ciudad siberiana de Novokuznetsk en 2015. En la actualidad la clínica rusa cuenta con once filiales.

La nueva variante

La variante ómicron, también identificada como B.1.1.529, fue notificada por Sudáfrica y calificada de "preocupante" por la OMS en noviembre.

En Rusia hasta el momento no se ha detectado ningún caso de ómicron. No obstante, las autoridades afirmaron que es solo cuestión de tiempo que la nueva variante llegue a este país, donde prácticamente la totalidad de los casos de la COVID-19 se deben ahora a la variante delta. (EFE)

Newsletter Todo sobre el coronavirus

La COVID-19 ha puesto en alerta a todos. Suscríbete a nuestro newsletter Todo sobre el coronavirus, donde encontrarás los datos diarios más relevantes del país y del mundo sobre el avance del virus y la lucha contra su propagación.

NUESTROS PODCASTS:

- ‘Espacio Vital’: ¿La variante británica de la COVID-19 es más letal? El Dr. Elmer Huerta responde: