Rusia
La epidemia ha recobrado fuerza en Rusia desde principios de verano. | Fuente: EFE

Rusia registró este jueves 808 muertos por la COVID-19 en 24 horas, un récord desde que empezó la pandemia, que se debe sobre todo a la presencia de la variante delta del virus y a la lenta campaña de vacunación.

El país, donde la epidemia ha recobrado fuerza desde principios de verano, registró además 21 932 nuevas infecciones, según el balance diario publicado por el centro de crisis del gobierno ruso.

En total, el gobierno contabiliza 168 049 muertos por la COVID-19 desde el inicio de la pandemia.

Esta cifra es, sin embargo, parcial, ya que solo toma en cuenta a los fallecidos a los que se les ha practicado una autopsia que ha determinado que el coronavirus es la causa principal de su deceso.

Trágicas cifras

La agencia rusa de estadísticas Rosstat calculó que los muertos por la COVID-19 superaban los 300 000 a finales de junio.

La ola de la pandemia provocada en Rusia por la variante delta del virus ha provocado 21 000 muertes en junio en el país, según Rosstat, pero no por ello los rusos se están vacunando más. La población sigue mostrando una gran desconfianza ante las vacunas rusas, comenzando por Sputnik V.

En este momento, solo un 30 % de la población ha recibido al menos una inyección del fármaco. Ninguna de las vacunas homologadas en los países occidentales ha recibido aprobación en Rusia. (AFP)

Newsletter Todo sobre el coronavirus

La COVID-19 ha puesto en alerta a todos. Suscríbete a nuestro newsletter Todo sobre el coronavirus, donde encontrarás los datos diarios más relevantes del país y del mundo sobre el avance del virus y la lucha contra su propagación.

NUESTROS PODCASTS:

- ‘Espacio Vital’: ¿La variante británica de la COVID-19 es más letal? El Dr. Elmer Huerta responde: