Todo entra por los ojos. Eso lo sabe muy bien Roger Waters, quien, con su clásica vestimenta, polo y pantalón negro, ingresó al imponente escenario del Estadio Monumental de Ate.

Gigantescas pantallas que abarcaron aproximadamente 70 metros de largo del campo del estadio fueron amalgama perfecta con el rock del artista británico y su banda.

El concierto inició con “Breathe”, “One of these days” y “Time”, las cuales fueron canciones instrumentales, que comenzaron a despertar a los miles de asistentes del concierto.

Dando muestra de su eterna juventud en el escenario, Roger Waters recorría el imponente escenario para saludar al público alzando el brazo como si estuviera en medio de una protesta social.

La canción “Welcome to the machine” fue el primer tema coreado en conjunto entre Roger Waters y su público. Ambos ya empezaban a conectar para él espectáculo que se venía.


ACTIVISMO SOCIAL

12 niños con pasamontañas y vestidos con uniformes anaranjado, como si fueran reos, ingresaron al escenario para realizar la coreografía de, quizá, la canción más esperada de la noche: “Another brick in the wall”.

El tema fue coreado por las más de 20 mil personas que se dieron cita en el Estadio Monumental. La euforia aumentó cuando los niños revelaron un polo negro con la inscripción "Resist" que tenían debajo del traje anaranjado.

Al terminar la irónica canción en las pantallas gigantes aparecieron emotivos mensajes: “Resistir a Mark Zuckerberg y a la censura en internet”, “Resistirse de Trump y Bolton en Estados Unidos”, “Resistirse de Putin en Rusia”, “Resistirse de Bolsonaro en Brasil”, entre otros. Así terminó la primera parte del concierto.

EL GOBIERNO DEL CERDO

Tras un breve receso de 20 minutos, Roger Waters retornó al escenario porque aún tenía varias sorpresas guardadas para su público limeño.

El intérprete británico y su banda tocaron el tema “Dogs”, para el cual se pusieron máscaras de animales. Roger Water se puso el rostro de un cerdo y levantó dos carteles, uno que decía “Cerdos gobiernan el mundo” y otro con un mensaje contundente: “J...... Cerdos”.

Precisamente, la agrupación continuó con el tema “Pigs”, el cual estuvo dedicado para Donald Trump. Las pantallas del escenario revelaron diversas parodias en imágenes del presidente de Estados Unidos.

Además, un globo aerostático gigante en forma de cerdo sobrevoló por todo el campo del Estadio Monumental, y llevaba una frase inscrita en él: “Sean humanos”.

Al término de la canción, las pantallas soltaron otro contundente mensaje: “Donald Trump es un cerdo”. El público celebró la aparición de esta frase.

BAÑO DE POPULARIDAD

11 años pasaron para que Roger Waters vuelva a pisar Lima y no se sabe si volverá pronto. Por ello, el fundador de Pink Floyd dejó un recuerdo inolvidable para todos seguidores. Al interpretar la canción "Us and them", mismo nombre que llevó su gira, diversas luces láser proyectaron el icónico triángulo de la banda Pink Floyd.

El cierre del concierto estuvo marcado fue con el tema "Confortably Numb", para el cual Roger Waters bajó del escenario y estrechó las manos de sus seguidores ubicado en primera fila. El cantante británico prometió un concierto memorable y vaya que cumplió con creces.

¿Qué opinas?