Django presentó la canción "Halls de sandía", la cual pertenece al disco "De mi pa' ti" que estará disponible en las próximas semanas. | Fuente: Instagram

En 2006 se realizó la primera edición de la Batalla de los Gallos, la cual reunió a los mejores exponentes del freestyle peruano del momento. Aquella vez resaltaban los nombres de Raper One, Pedro Mo, Kasike, NN, entre otros. También figuraba el nombre del hasta ese entonces un desconocido Django.

Aquella competencia le fue suficiente a Django, para sorprender con sus rimas y su forma de improvisar, para rápidamente colocarse entre los mejores y clasificar a la gran final.

El resto es una historia conocida, la juventud al parecer le jugó una mala pasada ─solo tenía 17 años y tuvo que presentarse con otro DNI para poder participar─ y perdió en la final ante un rostro conocido del rap y el hip hop peruano: Raper One.

En aquella final de la primera nacional de la Batalla de los Gallos en Perú, el público estuvo de lado de Raper One, e incluso, cuando fue el turno de rapear de Django, el novel batallador cortó su improvisación al minuto, cuando lo tenía que continuar durante un minuto y medio.

"Yo creo que las batallas son un gran deporte, que deriva del hip hop porque sí se rapea, pero es un deporte de exhibición y respeto mucho porque yo inicié así. Ahora, el nivel es superlativo al que había en ese entonces, pero eso es porque empezamos a hacerlo. Si se hubiera empezado ahora (en 2019) también se hubiera empezado mal. Entonces, el nivel ha crecido y estoy muy orgulloso de eso".

Pese a que volvió a presentarse en 2007 (quedó en tercer lugar) y en 2016 (llegó a cuartos de final) a la Batalla de los Gallos, Django, quien atraviesa por su tercer relanzamiento musical, asegura que "de todas maneras" volverá la batallas de rap, pero, al parecer, este 2019 no será el año de su regreso a las competencias.

"De todas maneras voy a volver a batallar, pero no sé si sea este año. No me importa que me digan que estoy viejo o no sé qué, es mi vacilón. Yo empecé batallando muy chibolo y me gusta. No te digo que las sigo mucho, pero cuando puedo las veo y, sobre todo, las respeto. No sé si vuelva este año quiero hacer bien las cosas en la música", agregó.

DE BATALLADOR A MÚSICO

Actualmente, Django es un reconocido exponente del rap y el hip hop peruano. Inspirado en el famoso asaltante de bancos que ganó fama en la Lima de finales de los 70 y de quien se realizaron adaptaciones cinematográficas, el músico deja en claro que no necesita de armas ni explosivos, pero sí de rimas y métricas para conquistar la escena local desde hace más de 10 años.

Precisamente, su música lo ha llevado a formar parte del soundtrack de la tercera película inspirada en el asaltante de bancos protagonizada por Giovanni Ciccia. "Django: En el nombre del hijo", algo que ni siquiera hubiera imaginado en 2005 cuando inició en el rap sin saber que se convertiría en su profesión.

"Yo escribía poemas y cuentos cuando era chibolo, sí escribía huevadas (ríe) rimando. Siempre me gustó la composición. Y empecé a escuchar rap boricua y batallas de rap en 2005 y en el 2006 participo en una de ellas sin intenciones de ganar y quedé segundo. Después ingresé a la primera Red Bull Batalla de los Gallos que se organizó en 2006 y donde también quedé segundo y ya de ahí empecé a grabar música", cuenta Django a RPP Noticias.

Un año más tarde, en 2007, el rapero empezó a hacer música de la mano de otro exponente peruano, Pounda Ranks, quien se le acercó en una movida de hip hop que se realizó en La Victoria y le ofreció grabar un tema en su estudio. Así fue que grabó su primera participación en un tema, el cual se llamó "Feeling" y tuvo la colaboración de Lirical Funk.

"Me sentí muy cómodo, me explicaron un par de veces cómo era: grabas tu refuerzo, tú línea, tus guapeos y me sentí comodísimo. Sentía que era lo mío, me encantó y a partir de eso empecé a hacer mis propios temas", agrega.

LA BATALLA CONTRA LA INCONSISTENCIA

Si hubiese que definir el rap de Django, se podría decir que es agresivo y explosivo, con la esencia rebelde, protestante y transgresora con la que nació el hip hop a fines de los años 70 en Estados Unidos.

En sus primeros años en la música, sus letras estaban dedicadas al movimiento 'under' callejero, donde se hablaban de temas tan recurrentes como la delincuencia y las drogas, los cuales combinaba con una fuerte crítica social que, con el peculiar tono de voz de Django y ritmos 'boom bap' ─mezcla de sonidos urbanos con ritmos como jazz, baladas y hasta salsa─ hacían una amalgama potente y sorpresiva.

Fue así que Django sacó su primer disco "Ratas" en 2009, el cual tiene 17 canciones y vio la luz en una época donde no existían plataformas de streaming de música y, en YouTube, los artistas no generaban la cantidad de dinero y popularidad como lo hacen en la actualidad.

"No es solo un reflejo de lo que yo vivía, sino de lo que se vivía en mi entorno porque no muchas veces me pasó todo lo que narré en 'Ratas', pero sí te puedo asegurar que lo vi. Estuve ahí. Eso fue mi primer disco, una esencia de todo mi alrededor. Eran cosas que se vivían en cualquier barrio", detalla.

Sin embargo, tras la gran acogida del álbum "Ratas", Django llevó una inconsistente carrera musical, donde publicó tres discos "El Pleito" (2016), "Asolabarra" (2018) y, ahora, a puertas de estrenar "De mi pa' ti", el rapero cree que es nuevo comienzo en una industria que cuenta plataformas digitales en pleno apogeo y nuevas formas de generar ingresos con la música.

"Me detuve muchísimas veces, innumerables veces, lo que menos tuve fue constancia. Empecé en el 2006 parejo hasta el 2009, que fue donde saqué mi disco 'Ratas', luego en 2010 dejé la música un par de años, de ahí la retomé un año, nuevamente la dejé por un año y medio. Y así estaba en tira y jala, entre sacar un disco o un tema o no. Es ahora que siento que inicio una nueva carrera", señala.

UNA NUEVA ESPERANZA

Con un nombre ganado en el rap y el hip hop peruano, debido a que lleva más de 10 años dedicados a la música y, además, participó en tres finales nacionales de la Red Bull Batalla de los Gallos, Django planea combatir su inconsistencia musical con un nuevo disco: "De mi pa' ti", el cual incorpora nuevos sonidos, donde sobresalen ritmos más acústicos y hasta una colaboración con el salsero César Vega.

Más de 10 años después de haber iniciado su carrera y mucho más maduro ─mental y musicalmente hablando─, Django se plantea relanzar su carrera con una nueva producción, sin embargo, fiel a su irreverente estilo, el dinero y la trascendencia no le quitan el sueño.

"Me obligo a ser más constante porque quiero hacer por primera vez las cosas bien, porque antes no las hice bien musicalmente. Antes soltaba un tema porque quería soltarlo y si lo escuchaban bien y sino no me importaba. Entonces, ahora digo, que pasa si en verdad ordeno, tengo un cronograma e invierto en videos. Por eso quiero cambiar, no es solo por dinero, ya que tengo una vida que no se basa solo en la música. Ahora, tengo más ingresos por la música y de hecho te tienta la opción de intentar, pero es una bala al aire. Si funciona, chévere", confesó.

Parte de su nuevo inicio en la música, Django señala que su nuevo disco es una muestra de respeto para quienes siguen su música y una búsqueda de profesionalización en sus temas.

"Yo de viejo aprendí a respetar la música. Si quieres que respeten lo que haces, entonces muestra respeto por los demás. Creo que esto es lo que hago con 'De mi pa' ti'. Es mi respeto hacia el público, respeto hacia mí y hacia la música. Igual sigue teniendo lisuras y sigue siendo fuerte. Es agresivo porque eso no va a cambiar, pero... bonito, me entiendes (ríe)", agregó.

EL DATO

La canción "Halls de sandía" ya se encuentra disponible en las principales plataformas digitales, además, desde el 19 de julio está disponible el videoclip oficial de la canción, el cual fue grabado en el norte del Perú.

¿Qué opinas?