Carmen Huam

El gerente del proyecto especial Chinecas, Ramón Barúa Lecaros denunció que el Gobierno Regional de Áncash no lo deja trabajar y que ha perdido la confianza en la institución gubernamental.

Refirió que hasta la fecha no le ha transferido el presupuesto de 22 millones de soles que necesita el proyecto y mencionó que todo el trabajo que realiza su gestión, lo ha conseguido a través de convenios.

El funcionario, dijo, además, que se necesita 8 millones y medio de soles para solucionar el problema de los invasores de más de 15 mil hectáreas del proyecto irrigador y precisó que este monto serviría para realizar los estudios y ejecutar el traslado de los invasores a otras tierras.

Por su parte, el congresista de la República Modesto Julca consideró que el Gobierno Regional de Áncash debería renunciar al proyecto especial Chinecas porque ha demostrado incapacidad para ejecutarlo y tampoco tiene presupuesto.

Manifestó que la región tiene a su cargo el proyecto hidroenergético desde el 2007, sin embargo, dese ese año hasta la fecha no se ha avanzado nada.

En este sentido, expresó que existe una propuesta para la formación de un proyecto regional que incluiría a Chinecas siempre y cuando no tenga ninguna vinculación con el gobierno regional. “Esta sería la única salida para que el proyecto pueda conseguir financiamiento del gobierno central”, precisó.

Julca dijo que esta propuesta ha sido planteada formalmente e invocó a la sociedad civil a encaminarla. 

Lea más noticias de la región Áncash