RPP/Henry Urpeque Neciosup.

El director del centro de rehabilitación de menores “José Abelardo Quiñonez” de Lambayeque, más conocido como "El escuelin", Adolfo Cachay, mostró su preocupación porque en estos últimos meses han ingresado menores por el delito de sicariato que pretenderían corromper y alterar a los internos juveniles de este lugar.

La autoridad del centro juvenil sostuvo que, si bien estos menores llegaron de la zona de Amazonas, se teme que puedan generar desmanes y revueltas, con los otros adolescentes que purgan condenas por delitos de robo y hurto agravado.

“Tenemos 17 menores por delito de homicidio, pero en estos meses han llegado dos de Amazonas que por su perfil son muy peligrosos, estamos poniendo especial cuidado y por eso hemos reforzado el número de educadores en diversos turnos”, indicó.

Además precisó que, a esto se suma la enorme cantidad de internos que ya cumplieron la mayoría de edad y que se mantienen en el centro de juvenil, por disposiciones legales.

“Ahora hay 135 internos, pero de esos el 45 % ya tienen la mayoría de edad, no pueden salir, porque la norma dice que deben quedarse hasta los 23 años, y eso es un problema, porque ellos alteran al resto”, agregó.

Nuevo Centro Juvenil

Así también remarcó que va por buen camino el proyecto para la construcción de un nuevo centro juvenil que tendrá capacidad para 350 internos y se empezará a construir a partir de enero del 2016.

Lea más noticias de la región Lambayeque