La presidenta de la Junta de Fiscales Superiores de Cajamarca, Esperanza León, informó el inicio de un proceso de investigación de oficio contra los dirigentes de las rondas urbanas por la vulneración de los derechos humanos, atentado a la libertad e integridad física, los mismos que se evidencian durante la intervención en un nigth club.

Señaló que los ronderos deberían pedir la participación de la Fiscalía de Prevención del Delito, Policía Nacional y el municipio provincial para evitar excesos.

Agregó que las rondas urbanas no están facultadas para administrar justicia, lo que si ocurre con las rondas campesinas, por lo tanto, dijo que han cometido excesos.

Indicó que la investigación por el accionar de los ronderos, quienes golperaron con sus binzas a parroquianos y prostitutas, tardará unos 60 días.

Lea más noticias de la región Cajamarca