Los castigos físicos y humillantes pueden tener graves consecuencias en el desarrollo de tu hijo. | Fuente: Andina

Los padres tratan de corregir las malas conductas de sus hijos para que estos sean obedientes y educados. Para llegar a esto, muchos recurren a los castigos. Sin embargo, los especialistas mencionan que hay que tener mucho cuidado con las formas de castigo, ya que algunas pueden ser perjudiciales.

Según el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (Mimp), hay dos castigos que pueden tener graves consecuencias en la personalidad y desarrollo de los niños: los castigos físicos y los humillantes.

El castigo físico es un maltrato hacia el niño que tiene el objetivo de corregir cierta conducta. Entre estos se pueden encontrar los golpes físicos, quemaduras, también violencia psicológica, entre otros. Por otro lado, los castigos humillantes no necesariamente llegan a ser físicos, pero denigran al niño, lo asustan y ridiculizan con el mismo objetivo, según el Mimp.

Estos dos tipos de castigo tienen consecuencias graves en los niños. Aparte, está comprobado que no mejoran ninguna conducta y pueden afectar la personalidad de los niños. Muchas veces estos castigos son usados de manera desmedida y el niño no entiende el porqué del castigo.

Cuando los niños no saben por qué han sido castigados, es decir, no entienden la conducta de sus padres y reciben agresiones, pueden comenzar a mentir porque tienen miedo. También pueden romper vínculos emocionales con estas personas.

Si este tipo de castigos sigue, los niños pueden ver de forma negativa a sus padres o cuidadores, porque son estos quienes generalmente los corrigen. En lugar de verlos con alegría y amor, querrán alejarse y ya no confiarán en ellos.

Los castigos físicos o humillantes hacen que el niño en momentos de irritación, en vez de pensar qué pudo haber hecho mal, genere pensamientos y actitudes violentas y baja autoestima.

Los padres deben encontrar otra forma de corregir a sus hijos. Unicef recomienda: “Una explicación clara sobre la conducta a seguir, la imposición de normas firmes sobre lo que no se debe hacer y la aprobación ante una buena conducta constituyen sistemas más efectivos para alentar a los niños a que se conviertan en miembros plenos y productivos de la familia”.

El desarrollo de los niños es muy importante, ya que la manera como lo hacen definirá como son de grandes. RPP ha lanzado la campaña Desarrollo Infantil Temprano para informar a las familias sobre la importancia de esta etapa.

¿Qué opinas?