A bordo de un auto Volkswagen Escarabajo, que tiene más de 30 años de antigüedad, adaptado con baño, ducha, cama, repostero y hasta una cocina con un mini refrigerador, una pareja de esposos  chimbotanos iniciarán un viaje al Brasil para la Copa Mundial de la FIFA 2014.

Javier Regalado Criollo y su esposa María Cervera Castañeda partirán de Chimbote (Áncash) a bordo del pequeño vehículo que podría ser considerado como la casa rodante más pequeña de Sudamérica.

“Al viajar en este vehículo busco que los peruanos se atrevan a desafiar su creatividad, esta será una aventura de fe”, sostuvo Regalado Criollo.

Además, precisó que su meta es estar presente en la semifinal y final del mundial.

Lea más noticias de la región Áncash