Foto: Manuel Sarango

 

Una pena mayor a los 25  años solicitará la fiscalía de Chimbote (Áncash) para Luis Navarrete Mío, depravado padre que fue descubierto cuando violaba a su hija de once años en su vivienda del asentamiento humano Ramal Playa.

El sujeto se encuentra recluído en la carceleta de la Corte de Justicia del Santa y será trasladado al penal de Cambio Puente  en las próximas horas, pues, según la denuncia, ultrajaba sexualmente a su hija de iniciales V.M.M.C. desde hace dos años.

Ante el  juez que investiga el  caso, Navarrete negó las acusaciones  en su contra y alegó iniocencia, argumentando que si su esposa lo encontró desnudo fue porque estaba haciendo limpieza.

Lea más noticias del Perú en la sección Nacional