Chosica: Caída de huaycos interrumpe paso vehicular hacia sierra central

La carretera hacia la sierra aún se encuentra restringida en los kilómetros 54 y 67 por la caída de enormes piedras y barro.

La quebrada de Pedregal ha quedado interrumpida luego que un huayco de regulares proporciones cayese a la altura del kilómetro 33 de la Carretera Central, ocasionando gran congestión vehicular en ambos sentidos.

Minutos más tarde, otro huayco se deslizó por la quebrada vecina de Quirio, alertando a los pobladores que salieron de sus viviendas buscando seguridad en otros sectores de la ciudad. 

El primer desborde ocurrió a las 13.40 horas cuando el torrente de lodo y piedras bajó desde las alturas de la quebrada rebalsando los 36 diques que se han construido a lo largo del cauce natural de la quebrada.

Numerosas familias que se encontraban en sus domicilios, salieron asustadas ante la eventualidad de una desgracia mayor como la ocurrida el 9 de marzo del 1987 cuando un huayco que trajo piedras de hasta 10 metros de altura sepultó decenas de viviendas y causó numerosos muertos y heridos.

De inmediato un cargador frontal de la Municipalidad de Chosica y personal de Serenazgo y del Ejército que se encontraba realizando una demostración de acrobacia en la plaza de armas de Chosica, concurrieron al lugar para auxiliar a los vecinos y reforzar las riberas del aluvión.

El alcalde de Chosica, Luis Bueno Quino, instó a las autoridades del Ministerio de Trasportes y de Defensa Civil a enviar maquinaria pesada para ayudar en la tarea de limpieza del cauce y reabrir rápidamente la carretera central que quedó bloqueado por el huaico.

Señaló que en las próximas horas se podría restablecer el tráfico vehicular en esta vía que conecta hacia la sierra central del país.

El otro huaico de menores volúmenes, cayó en la quebrada de Quirio, también considerada como zona peligrosa por la inmensa población que se encuentra en ambos lados del cauce.

En tanto, pobladores del asentamiento humano Asociación Sol de Cupiche en el kilómetro 45 de la carretera Central solicitaron al alcalde del distrito de Ricardo Palma, Víctor Castillo, ayuda para limpiar el barro que inundó sus viviendas durante el último huaico que cayó en la zona el pasado viernes.

-ANDINA