Rolando Gonz

La alerta sanitaria que recomendaba no consumir pescado tras la masiva muerte de pelicanos y delfines a lo largo del litoral norteño, disminuyó la comercialización de este alimento marino en un 40% en los terminales pesqueros y 80% en los mercados de Trujillo, su consumo en los restaurantes de Huanchaco también bajó en un 80%.

Así lo afirmó a RPP Noticias el gerente regional de Producción Luis Shimokawa Shiguiyama, “aún estamos estimando las pérdidas económicas”, agregó el funcionario tras señalar que los compradores de pescado en los terminales pesqueros se aprovecharon de la alerta sanitaria para bajar los precios de este alimento.

“La pesca en general también ha disminuido ya que los peces se han desplazado a otras zonas en busca de la anchoveta que es parte de sus dietas”, añadió Shimokawa Shiguiyama luego de indicar que lo que se está pescando ahora es tiburón, tollo y perico, “la lisa, por ejemplo, también ha escaseado”, precisó.

Lea más noticias de la región La Libertad