Un buen entorno familiar es importante para acompañar los cambios físicos y psicológicos de una madre.

Tener un hijo o hija trae consigo muchos cambios, especialmente en la madre. Desde el embarazo hasta luego del parto, las mujeres experimentan muchos cambios físicos y psicológicos. Los especialistas recomiendan a las madres que estén acompañadas por un entorno familiar positivo, pues así será más fácil sobre llevar esos cambios.

Desde el embarazo, la madre transmite al bebé lo que siente. Asimismo, luego del parto, las emociones se transmiten mediante la lactancia y el contacto físico.

La psicóloga especialista Silvana Arditto comentó que “es necesario que las mujeres tengan como base fundamental la familia, que haya acompañamiento, soporte y seguimiento durante el embarazo, ya que son meses muy complejos”.

Las mujeres tienen muchos cambios hormonales desde que salen embarazadas hasta luego del parto. Esto genera los cambios físicos y psicológicos, algunos pueden ser más fuertes, como por ejemplo la depresión post parto. Según Arditto, entre el 70% y 80% de mujeres llega a tener este tipo de depresión.

En estos momentos complicados, asegura que el acompañamiento de la familia y de la pareja son fundamentales. A la madre que está pasando por esto, se le debe dar confianza para que se exprese. Muchas veces hay miedo detrás de estas emociones, miedo a ser criticadas.

Otro aspecto que puede ayudar a superar la depresión post parto es el ejercicio. Los movimientos físicos tienen consecuencias químicas en el cerebro que ayudan en la depresión. Asimismo, ejercicios de respiración son muy buenos para superar estos sentimientos.

Los primeros tres años de vida son fundamentales para el desarrollo del niño o niña. Durante este tiempo el cerebro se desarrolla a una velocidad que no se repite. RPP ha lanzado la campaña Desarrollo Infantil Temprano para informar a los padres sobre esta importante etapa.

¿Qué opinas?