Comuneros de Cañaris buscan diálogo, pero ponen condiciones

La dirigente Rosa Huamán Rinza manifestó que de concretarse la Mesa de Diálogo se debe instalar en Cañaris y no en otra zona.
Rosario Coronado

El alcalde del distrito de Cañaris (Lambayeque), Arturo Hurtado y representantes de la Comunidad Campesina San Juan Bautista viajarán a Lima para plantear la instalación de una Mesa de Diálogo que permita solucionar el conflicto minero suscitado en esta localidad andina.

Sin embargo, la dirigente Rosa Huamán Rinza manifestó que pondrán condiciones a la Presidencia del Consejo de Ministros para concretar su propósito. “Primero la empresa minera Candente Copper debe paralizar sus actividades de exploración (…) y además la mesa de diálogo debe instalarse en nuestro distrito. No queremos en Lima, ni en Lambayeque”, expresó.

Explicó que luego de una reunión sostenida en el parque principal de Cañaris, recibieron el apoyo del burgomaestre y por ello viajarán este fin de semana, aunque evitó identificar a los comuneros que los representarán y formalizarán el pedido ante la PCM.

Denuncias

Huamán Rinza también aseguró que junto con los dirigentes Cristóbal Barrios y Segundo Narva ya afrontan un primer proceso penal por los presuntos delitos de secuestro y daños en agravio de la empresa minera, tras la primera protesta que protagonizaron en diciembre pasado.

Como se recuerda, los manifestantes demandan el retiro del personal y maquinaria de Candente Copper, porque aseguran que  sus labores destruirían los bosques húmedos y además se contaminaría las aguas de los ríos que discurren por la zona.

Lea más noticias de la región Lambayeque