El coronavirus ingresa por la vía respiratoria, circula por la sangre y es capaz de llegar hasta los riñones.
El coronavirus ingresa por la vía respiratoria, circula por la sangre y es capaz de llegar hasta los riñones. | Fuente: Foto: Andina

El coronavirus no solamente puede atacar a los pulmones o el corazón, sino también otras parte de nuestro organismo como los riñones. El doctor Luis Pérez, médico nefrólogo del hospital Guillermo Almenara de EsSalud, advierte que uno de cada cinco pacientes infectados por COVID-19 han visto afectados sus riñones. "Algunos han llegado a necesitar de una o más diálisis, pero lamentablemente, el 80% de ellos fallece debido a esta terrible complicación", afirmó.

Según explica el especialista, el coronavirus ingresa por la vía respiratoria, circula por la sangre y es capaz de llegar hasta nuestros riñones, afectándolos directamente. En simultáneo, el virus produce coágulos dentro de nuestras venas, los mismos que impiden la llegada de sangre hasta nuestros riñones. A mayor daño renal, mayor tiempo de hospitalización y un pronóstico más sombrío.

Dos factores determinan el daño renal leve o severo por COVID-19. "A mayor severidad del COVID, mayor daño renal. Incluso, en caso el paciente supere la infección, podría continuar con el daño renal de forma crónica", comenta el especialista del Seguro Social de Salud. El segundo factor está determinado por la edad, pues se ha evidenciado que los pacientes mayores de 50 años tienen mayor predisposición a una grave complicación renal por COVID-19.

Pacientes renales que contraen COVID-19

Tener un compromiso renal antes de adquirir la COVID-19 supone un cuadro más severo y una recuperación mucho más lenta. El pronóstico para estos pacientes es muy similar, en todos ellos se evidencia mayor probabilidad de tener una infección severa y mayor riesgo de fallecer.

"En el hospital Almenara se registra que 8 de cada 10 pacientes que realizan hemodiálisis de forma crónica y llegan a hospitalizarse por covid 19, fallecen". Por eso, el médico nefrólogo de EsSalud recomendó evitar mayores daños durante el proceso de recuperación a través de la ingesta diaria de agua, aumentar el consumo de frutas y verduras; disminuir al mínimo el consumo de sal, de alimentos con preservantes, azúcares simples y carnes rojas.

En caso el paciente haya adquirido la enfermedad renal durante la infección por y haya superado ambas, el especialista sugiere no bajar la guardia sino realizarse exámenes de sangre y orina, con el médico especialista, para controlar los rezagos de la enfermedad.

Newsletter Todo sobre el coronavirus

La COVID-19 ha puesto en alerta a todos. Suscríbete a nuestro newsletter Todo sobre el coronavirus, donde encontrarás los datos diarios más relevantes del país y del mundo sobre el avance del virus y la lucha contra su propagación.

NUESTROS PODCASTS:

- ‘Espacio Vital’: ¿La variante británica de la COVID-19 es más letal? El Dr. Elmer Huerta responde: