COVID-19
El Minsa recomendó que los adultos mayores deben tener una adecuada atención en los domicilios y no dejar de tomar sus medicamentos. | Fuente: AFP

El 82.3 % de las mujeres adultas mayores sufre de alguna enfermedad crónica en el Perú, mientras que en la población masculina, este problema de salud afecta al 72.9 %, según el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI) 2020.

En ambos casos, estos males preexistentes aumentan el riesgo de cuadros graves de COVID-19, advirtieron voceros del Ministerio de Salud (Minsa).

En el Día Internacional del Adulto Mayor, la integrante Comité Técnico de la Etapa del Adulto Mayor del Minsa, Tania Tello, recordó que los adultos mayores deben tener una adecuada atención en los domicilios y no dejar de tomar sus medicamentos.

“Este grupo poblacional, necesita el soporte de la familia. Todos tenemos padres y abuelos y nos va a afectar si les pasa algo. Por ello, no debemos descuidar su salud”, refirió.

Indicó que la familia puede disfrutar de una charla con sus adultos mayores al aire libre, siempre que sea posible. Si esto no es posible, asegurarse de que el espacio o la sala en la que se reúnen esté bien ventilado (por ejemplo, con puertas y ventanas abiertas) y sea lo suficientemente grande como para propiciar el distanciamiento social.

Explicó que la tasa de mortalidad de los adultos es mayor que en los jóvenes. La inactividad física ha roto con su rutina diaria. Muchos de ellos no saben manejar las tecnologías, por ello, hay que apoyarlos para evitar algún tipo de estrés o depresión.

“Hemos aprendido que la construcción de una vida larga y saludable es un proceso que abarca todo el curso de vida. Influyen factores desde antes del nacimiento e incluso llega o puede afectar hasta la propia descendencia. Por tanto, es imprescindible adquirir nuevos conceptos y enfoques de derecho, de desarrollo y de envejecimiento que determinen la práctica de la medicina y la salud pública presente y futura”, resaltó.

Asimismo, el envejecimiento saludable permite romper con el estereotipo que las personas adultas mayores son receptoras pasivas de servicios sociales y de salud, ya que si se mantienen sanas e independientes son un recurso invaluable de la sociedad; y contribuyen al bienestar de la familia y la comunidad, añadió.

De acuerdo al INEI, se evidencia que 85 % de residentes mujeres adultas mayores en la zona urbana padece de enfermedades crónicas, en tanto que en el área rural es del 82.2 % y el 79.1 % en Lima Metropolitana. En todos los ámbitos geográficos, menor proporción de hombres que de mujeres adultas mayores padecen de problemas de salud crónico.

NUESTROS PODCASTS

'Entrevistas ADN': En este programa, el médico Carlos Calampa, director regional de Salud de Loreto, demandó al Gobierno Central mayor presupuesto para contar con más profesionales sanitarios.