Plantas de oxígeno del Proyecto Oxigena 47
Plantas de oxígeno del Proyecto Oxigena 47 | Fuente: UNI

El equipo técnico multidisciplinario denominado Oxigena 47, producto de un convenio entre la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI) y el Ministerio de Salud (Minsa), informó que entregará 15 plantas de oxígeno desde el martes 2 de febrero en diversas regiones del país.

Este primer lote forma parte de la primera fase de implementación de un total de 47 plantas de oxígeno que serán distribuidas a nivel nacional para luchar contra la pandemia de la COVID-19.

Los equipos de este primer grupo, con tecnología PSA (Pressure Swing Adsorption o 'adsorción por oscilación de presión'), tienen la capacidad de generar 20 metros cúbicos de oxígeno por hora al 93% de pureza.

"Salvar vidas"

La ingeniera mecatrónica Elizabeth Chahuares, directora ejecutiva del Proyecto Oxigena 47, indicó que la implementación de las plantas se realizará durante febrero.

"Iniciaremos con la planta para el Instituto Regional de Enfermedades Neoplásicas de Arequipa. Luego seguirá la planta del hospital San Juan de Dios en Pisco y la planta del hospital de Apoyo Manual Higa Arakaki en Satipo, y así sucesivamente", detalló.

Además, explicó que la UNI no sólo se encarga de diseñar, ensamblar, instalar y poner en operación las 47 plantas de oxígeno, bajo la modalidad ‘Llave en Mano’, sino también de supervisarlas y realizar el mantenimiento preventivo y correctivo.

"Estamos haciendo un gran esfuerzo humano y profesional. El proyecto no tiene fines de lucro sino aporte social y educativo mediante la transferencia tecnológica. La mayoría de los que trabajamos aquí, laboramos 24 x 7 con el único objetivo de salvar vidas", destacó.

Siguientes etapas

Asimismo, el Proyecto Oxigena 47 señaló que como parte de la segunda fase se entregarán 23 plantas de oxígeno y finalmente en un tercera fase serán distruidos nueve plantas de oxígeno.

NUESTROS PODCAST

 

"Todo sobre coronavirus": Elmer Huerta conversa con el Dr. César Cabezas, jefe del INS, especialista en enfermedades infecciosas y tropicales para conversar sobre el consejo que ha dado la Organización Mundial de la Salud a todos los países para reforzar su vigilancia genómica con el fin de identificar las mutaciones y variantes del virus y poder mejorar la eficacia en la lucha contra la COVID-19. En Perú se empezó a realizar dicho seguimiento y sus resultados son compartidos con las diferencias organizaciones y grupos internacionales que también realizan dicho seguimiento.