“Es muy difícil de superar y te queda una secuela psicológica”: el testimonio de un médico que logró vencer a la COVID-19

Pedro Cruz Valqui, médico que contrajo el coronavirus en Iquitos y fue trasladado a Lima debido a su estado, asegura que las personas que sufren una lesión pulmonar producto del coronavirus tienen una larga recuperación 

Actualidad
Testimonio de Pedro Cruz Valqui, médico que logró vencer la COVID-19.
00:00
Pedro Cruz Valqui
El médico tuvo que permanecer ocho días en la misma posición debido a que no podía respirar. | Fuente: RPP

Esta mañana en Ampliación de Noticias, Pedro Cruz Valqui, el médico que estuvo grave tras contraer la COVID-19 trabajando, conversó con RPP Noticias sobre su recuperación y también sobre el estado de los hospitales y el personal de salud en Iquitos, ciudad que tuvo que dejar para ser trasladado a Lima debido a la falta de oxígeno.

“Es muy difícil de superar y, lamentablemente, te queda una secuela psicológica. (…) Por todas las deficiencias tuvimos que salir de Iquitos y no había vuelos. Gracias a la participación activa del colegio médico se pudo. (…) Estar sin oxígeno me descompensó. El día me descompensé (…) y comenzamos a hacer esta terapia de soporte”, contó todavía agitado.

Valqui reveló que se contagió de la enfermedad intubando a un paciente. El virus avanzó rápidamente en su organismo, por lo que sufrió de una lesión pulmonar y tuvo que ser hospitalizado. El médico hizo énfasis en la falta de equipos personales de protección y de oxígeno en la región.

“Lo que ha pasado en Iquitos todo el país lo sabe, ha sido la zona más golpeada en lo que es el coronavirus. El problema más que nada era los equipos de protección. (…) Han fallecido muchos colegas y ahora algunos están con secuelas irreversibles. Cuando yo me hospitalicé veía que mis compañeros perdían la vida”, comentó. 

Al día 12 de ser diagnosticado, la falta de oxígeno ocasionó que se descompensara, por lo que tuvo que permanecer ocho días boca abajo sin moverse, debido a la falta de aire. Actualmente, se recupera en la Villa Panamericana. “Quienes tienen lesión pulmonar tienen una recuperación de 3 meses, no es rápida, es muy lenta”, dijo en relación a sus colegas que también contrajeron la enfermedad.

Por último, pidió al Gobierno no “mandar a la guerra sin armas” a los médicos, en alusión a la falta de equipos de protección. “Cualquier una persona se muere deja desprotegido a todo su entorno. (…) Es un caos la desprotección total”, finalizó.