Cusco: Tres rutas turísticas que te permitirán conocer más al Perú

Destacan en ese recorrido especial el Humedal de Huacarpay, Pikillaqta, Maukallaqta, el cañón del Apurímac y el puente Qheswachaka. Usted elige.

Los peruanos celebraremos el próximo 28 de julio los 191 años de la Proclamación de la Independencia Nacional, y una forma de hacerlo es recorrer  sus caminos, descubrir su riqueza cultural, su gastronomía y la expresión viva de sus pueblos.

A nivel nacional, las 25 regiones  no tienen nada que envidiar a las grandes urbes del mundo, cada una tiene una historia que contar, un patrimonio natural y cultural, su música, su danza y su gente; si bien es cierto que algunas regiones son más conocidas que otras, éstas ultimas esperan ser descubiertas porque albergan en el corazón de su geografía bellos e incomparables parajes.

Cusco, famoso por la ciudad inca de Machu Picchu, para estas fiestas patrias promociona tres nuevas rutas alternas para los turistas nacionales, las mismas que están ubicadas en el Valle Sur y en las provincias altas de la región, según informó el director regional de Comercio Exterior y Turismo, Víctor Hugo Pérez.

La primera ruta  está  ubicada en el Valle Sur del Cusco, en el distrito de Lucre,  provincia de Quispicanchi, lugar donde se ubica la laguna y el humedal de Huacarpay, así como el sitio arqueológico de Pikillaqta.

El  humedal Lucre – Huacarpay, ha sido reconocido como "humedal de importancia internacional" por la Convención Ramsar en agosto de 2006. Está situado a una altitud de 3 mil  200 metros sobre el nivel del mar y se compone de cuatro lagunas permanentes, una estacional, dos pantanos y dos ríos. Forma parte del Parque Arqueológico de Pikillaqta y de la Reserva Turística Nacional de Lucre. Este humedal aporta gran cantidad de alimento y refugio a diversas especies de fauna amenazada y endémica, siendo posible identificar más de 70 especies durante la mayor parte del año. Dentro de la flora destacanespecies de cactus yalgarrobo.

El sitio prehispánico de Pikillaqta se localiza a 3 mil 500 metros sobre el nivel del mar,  y perteneció a la Cultura Wari desarrollada en Ayacucho. Los waris para su desarrollo utilizaron elementos culturales de los Warpa, Nazca y Tiawanako.

La ciudad preínca posee en su estructura alrededor de 700 edificios, 200 "kanchas" (apartamentos) y 504 "qolqas" (almacenes de alimentos). Algunos estudiosos indican que este lugar era habitado por personas que viajaban de un lugar a otro.

En las otras dos rutas ubicadas en las provincias altas se ubican el complejo arqueológico de Maukallaqta, el Cañón del río Apurímac -una de las maravillas de la naturaleza ubicada entre la región del Cusco y Apurímac- y el puente de Qheswachaka.

Maukallaqta: Significa pueblo viejo; se trata de un singular grupo arqueológico ubicado junto al río Apurímac, muy cerca de la comunidad de Manthurqa, distrito de Suykutambo, provincia de Espinar, Cusco. La mayoría de construcciones corresponden a chullpas, con sus respectivas áreas libres en forma de patios o plazas. Existen también recintos de base rectangular que corresponden a las habitaciones.

Y si debemos referirnos al  cañón del río Apurímac, ubicado entre Cusco y Apurimac, debe señalar que está considerado uno de los más profundos de América.

El río Apurimac baja desde los 5 mil597 metros hacia una quebrada honda, y forma uno de los más impresionantes espectáculos naturales para la vista humana. Aquí se puede practicar canotaje como deporte.

El cañón del Apurímac posee bellos miradores que permiten contemplarcerros como el Cóndor Huachana, San Cristóbal, Capitán Rumi, Taramocco, Capulíoc, Kiuñalla, Cachicuna, Huascatay, y otros.

El puente de Qheswachaka, está ubicado en el distrito de Q’ewe, provincia de Canas, a 3,700 msnm. y forma parte del camino inca, una muestra de la ingeniería inca que tiene casi 29 metros de largo y 1.2 metros de ancho.

El puente colgante de Qheswachaka está hecho de fibra vegetal o paja. Se indica que es el último de su tipo en el país y cada año se reconstruye -durante tres días- con la participación de mil pobladores pertenecientes a las comunidades de Huinchiri, Chaupibanda, Ccollana Quehue y Pelcaro.

La nueva estructura del puente se teje a base de técnicas milenarias, las mismas que combinan la paja trenzada de ichu y chachacomo mientras se celebran ceremonias rituales. El puente se culmina al cuarto día de las labores, listo para ser utilizado durante el año.

Si usted se anima, estas rutas son propicias para pasear y así para amar al Perú.

Lea más noticias de la región Cusco

Adelayda Letona García

Fotografías: Plan Meriss Inka, Luis Pilares, Patronato Cultural Machu Picchu.